Movilización este viernes en Alcalá de la plantilla de Santa Bárbara por los despidos

Comparte este post

La plantilla de la factoría alcalareña de Santa Bárbara se moviliza este viernes en protesta por los 21 despidos anunciados por la compañía, tras la decisión de trasvasar su actividad a la planta de Trubia (Asturias), toda vez que la reunión entre ambas partes en la sede del Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales en Andalucía (Sercla) haya finalizado sin acuerdo.

Los trabajadores llevarán a cabo una concentración en la puerta de la fábrica de Alcalá de Guadaíra, de 7,00 a 9,30 horas, y, posteriormente, iniciarán una marcha en dirección al Ayuntamiento, donde serán recibidos por la alcaldesa, Ana Isabel Jiménez (PSOE), poco después de las 11,00 horas, según han confirmado a Europa Press fuentes del comité de empresa.

Dentro del calendario de movilizaciones, también está previsto una concentración el día 21 de este mes junto a la Subdelegación del Gobierno, en Sevilla; ya en marzo, en concreto el día 4, los trabajadores se concentrarán a las puertas de la Cámara andaluza, donde esperan ser recibidos por los grupos parlamentarios.

Desde el comité de empresa «lamentan y no entienden» que esa decisión acerca de los despidos se produzca en un momento en el que existe «una carga enorme de trabajo, por lo que no están justificados y mucho nos tememos que esto sea el inicio del desmantelamiento de la planta de Alcalá». La fábrica sevillana cuenta con 223 empleados y los despidos anunciados afectan a los departamentos de calidad, compras, programas e ingeniería de la factoría.

El citado comité agraden al secretario general del PSOE en Andalucía, Juan Espadas, y a la alcaldesa de Alcalá «las gestiones que han llevado a cabo para hacer llegar directamente a la ministra la situación de la planta», según informa en un comunicado, en el que también destaca que la regidora ha cumplido con el «compromiso que adoptó en la reunión con los trabajadores de mediar con Defensa».

Asimismo, el comité saluda las declaraciones de la ministra Margarita Robles acerca del «malestar» y la «preocupación» del Gobierno de España por la decisión» de Santa Bárbara y confía en que la empresa «reconsidere la postura» sobre el traslado de la producción a Trubia. La titular de Defensa había asegurado al respecto que «el Ejecutivo valorará y analizará los pasos a seguir para el cumplimiento del contrato firmado con la compañía, a la que critica su falta a la lealtad».

El Ministerio firmó un contrato con la firma SBS por un importe cercano a los 2.000 millones de euros, el mayor contrato licitado por Defensa, para la fabricación de las 349 unidades del blindado VCR 8×8 Dragón, durante un periodo de diez años, para el Ejército de Tierra.

Quizás te interese...

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: