Manifestaciones en el Archivo Histórico por el conflicto de la Delegación de Cultura

Comparte este post

Tras la huelga celebrada el pasado Día de Andalucía por la plantilla de la Delegación Territorial de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de Sevilla, motivando el cierre de recintos como los conjuntos arqueológicos de Itálica y de Carmona, en demanda de aspectos como la cobertura de las bajas y las vacantes y contra la «privatización de los servicios de limpieza, vigilancia y mantenimiento»; el comité de empresa de la entidad ha convocado nuevas movilizaciones.

En concreto, fuentes del comité de empresa de la Delegación Territorial de la Consejería de Cultura en Sevilla han informado a Europa Press de que para el día 21 de este mes ha sido convocada una concentración en el Archivo Histórico Provincial, enclavado en la calle Almirante Apodaca, de 9,30 a 11,30 horas, repitiendo la concentración en ese mismo lugar y horario el día 29.

En paralelo, para los días 22 y 28 de este mes han sido convocadas más concentraciones en la Biblioteca Provincial Infanta Elena, ubicada en la avenida de María Luisa, en el entorno del teatro Lope de Vega, ambas jornadas de 11,30 a 13,30 horas. Ambos equipamientos están adscritos a la Delegación Territorial de la Consejería de Cultura.

Reivindicaciones

Entre otros aspectos, según el manifiesto recogido por Europa Press, se reclama la cobertura de las bajas y las vacantes ante la sobrecarga de trabajo, la «dignificación» de las diferentes categorías profesionales, solucionar «retrasos» en el pago de diversos complementos salariales, la actualización de la relación de puestos de trabajo (RPT), entregas normalizas del vestuario laboral, mejorar las tareas de mantenimiento en los centros de trabajo, el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y frenar la «privatización de los servicios de limpieza, vigilancia y mantenimiento de las diferentes».

«Este comité siempre ha estado abierto al diálogo y a la negociación, pero en los últimos años no hemos encontrado un interlocutor dispuesto a favorecer las buenas relaciones entre la Administración y los trabajadores y sus representantes, tan necesarias para dar un buen servicio público», señala la representación de la plantilla, que denuncia «la más absoluta falta de negociación y de respeto del secretario de la Delegación de Cultura y Patrimonio Histórico».

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: