La decana de los arquitectos no recurrirá el proceso por delito societario

Comparte este post

La decana del Colegio de Arquitectos de Sevilla (COAS), Cristina Murillo, ha anunciado que no recurrirán el auto del juzgado de Instrucción 6 de Sevilla por el que se anuncia la apertura de procedimiento abreviado contra ella, el secretario y el tesorero del colegio por delito societario en la Fundación Fidas en aras de no dilatar “una más que gravosa instrucción”, por lo que esperará la resolución ante el juzgado de lo Penal que corresponda, lamentando que los “continuos procesos judiciales” están entorpeciendo el normal desarrollo de la institución.

En un comunicado remitido al periódico ABC de Sevilla, la decana y presidenta de Fidas, al respecto de esta decisión del juez instructor publicada por los medios de comunicación de la ciudad, “quiere precisar que en dicho auto se acuerda la continuación de las diligencias previas por los trámites del procedimiento abreviado, siendo esta resolución no firme y otorgando plazo de recurso de reforma y subsidiario de apelación contra el mismo”, apunta.

Si bien, y en aras de no dilatar más en el tiempo dicho procedimiento, lo cual ha sido objeto de “una más que gravosa instrucción durante cuatro años y medio”, y de mostrar “la mayor disponibilidad en aclarar este asunto”, Murillo ha anunciado que se ha decidido no recurrir dicho auto y esperar la resolución de este asunto ante el juzgado de lo Penal que por turno corresponda para su enjuiciamiento, recoge el rotativo.

Este asunto, según recuerda, deviene, como otros procedimientos judiciales anteriores, del proceso de renovación del patronato de esta institución con motivo del cambio de junta de gobierno del Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla, en las elecciones democráticamente celebradas en mayo de 2017, en las que Murillo venció al anterior decano, Ángel Díaz del Río. Desde entonces, las denuncias se han cruzado desde ambas partes, los que ganaron y los que perdieron, apunta el periódico.

La presidenta de Fidas indica al respecto de los hechos investigados que la comisión ejecutiva de la fundación aceptó sus cargos en 2017, a pesar de la «situación cercana a la quiebra que presentaba dicha entidad».

Por eso, a pesar de tener que afrontar este continuo proceso de judicialización en todos sus ámbitos e instancias y de la delicada situación económica y financiera de la institución en el año 2017, la fundación ha venido ejecutando sus fines y mejorando los servicios a la profesión, estando actualmente en una etapa de consolidación, transformación y crecimiento de servicios acometiendo actuaciones de gran relevancia como las obras de rehabilitación de su sede, el pabellón de Finlandia de la Exposición Universal de Sevilla de 1992, de recuperación de relaciones institucionales con el Gobierno y embajada de Finlandia, de ampliación de colaboraciones con colegios de Arquitectos como los de Sevilla, Córdoba, Jaén, Ceuta, Huelva, con el Consejo Superior de Arquitectos de España en el ámbito formativo, con el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Arquitectos, así como con otras instituciones públicas y privadas como Junta de Andalucía, Ayuntamiento, Diputación, Escuela de Arquitectura de Sevilla, etc.

Asimismo Murillo destaca iniciativas como la obtención y calificación como Centro de Formación para el Empleo, para adaptar la actividad formativa a las necesidades que demanda el mercado laboral, el crecimiento del plan de formación anual duplicando los cursos respecto a ejercicios anteriores, la realización de jornadas especializadas en arquitectura para hacer visible oportunidades laborales para la profesión en mercados exteriores a través de entidades como Extenda, la convocatoria de becas de investigación, la puesta en valor de fondos documentales privados de arquitectos de reconocido prestigio a nivel internacional, el Proyecto ZeroFidas presentado en el salón inmobiliario, como iniciativa de catalogación y exposición de productos y materiales vinculados a la mínima contribución contaminante, el respeto ecosistémico de los ciclos del proyecto, la construcción y el mantenimiento de lo construido, etc.

Por todo esto, Murillo lamenta que “este tipo de noticias puedan dañar la imagen de una fundación que con gran esfuerzo y con las dificultades derivadas de su situación en el año 2017, viene trabajando en actuaciones y servicios como los expuestos en el apartado anterior, en beneficio de los arquitectos de Sevilla y Andalucía».

Por último, la decana de los arquitectos y presidenta de Fidas asegura que la fundación mantiene su firme compromiso con sus fines y con sus beneficiarios, y seguirá trabajando por el interés general de la arquitectura.

Quizás te interese...

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: