Hasta este viernes para presentar propuestas de nuevo nombre para el hospital militar

Comparte este post

Este viernes 1 de abril finaliza el periodo habilitado por el Servicio Andaluz de Salud (SAS), para que sus trabajadores, desde los profesionales sanitarios al personal de administración o de mantenimiento, propongan nuevos nombres para rebautizar el antiguo hospital militar Vigil de Quiñones de Sevilla capital, cedido por el Ministerio de Defensa a la Junta de Andalucía hace casi 20 años y reabierto parcialmente a comienzos de 2021 como centro de asistencia Covid-19.

Una vez que este viernes se cierre esta fase de dicho proceso participativo, en una segunda fase, los trabajadores volverán a votar para elegir el nombre entre los de una lista cerrada de posibles denominaciones, conformada a partir de las propuestas recogidas en la primera fase.

La segunda fase se celebrará antes de que se concluya la rehabilitación completa del antiguo hospital militar, tras la que el centro hospitalario pasará, a partir del mes de julio, a formar parte del sistema público sanitario como nuevo hospital general.

Para la segunda votación, los trabajadores recibirán igualmente a través de sus correos electrónicos una nueva invitación para participar en dicha fase del proceso. El resultado de esa votación determinará el nombre del nuevo hospital de Sevilla.

Asignatura pendiente 

La Junta de Andalucía asumió la titularidad del antiguo Hospital Militar Vigil de Quiñones en 2003, una vez desafectado por el Ministerio de Defensa, anterior propietario, convirtiéndose su reactivación en toda una asignatura pendiente en Sevilla. El asunto, así, ha fue objeto de no pocas reivindicaciones y mociones en el pleno o el Parlamento de Andalucía a lo largo de los años.

El 1 de febrero de 2021, el actual Gobierno andaluz de PP y Cs reactivó una parte del centro tras una rehabilitación de urgencia, que permitió abrirlo como hospital de emergencia Covid-19, con tres plantas de hospitalización con 141 camas, y 25 de UCI. Cuando concluyan los trabajos en su totalidad, el nuevo hospital general de Sevilla contará con un total de 320 camas de hospitalización.

Las obras comenzaron en junio de 2020 y se prevé que estén concluidas el próximo mes de julio. Tras su reapertura como hospital de emergencia Covid, la Junta de Andalucía ha continuado rehabilitando el centro hospitalario, que en estos momentos tiene en funcionamiento varias plantas, en las que no sólo se atiende ya a pacientes Covid.

La nueva era del hospital 

Como hospital de emergencia Covid, el antiguo Hospital Militar de Sevilla ha atendido a más de 4.000 pacientes afectados por el coronavirus SARS-CoV-2 procedentes de toda la provincia de Sevilla y de Cádiz. Pero la progresiva apertura de nuevas plantas y servicios ha permitido ir ampliando la capacidad asistencial del mismo.

Este mismo mes de marzo se inauguraban tres nuevas plantas, una de las cuales está destinada a la Unidad de Alta Dependencia para Lesionados Medulares, y en estos momentos se ultima la rehabilitación del bloque quirúrgico, que contará con diez quirófanos y una unidad de readaptación postquirúrgica (URPA) con 42 camas, cinco salas para endoscopias digestivas y dos más para endoscopias respiratorias.

El presupuesto para esta segunda fase de obras es de 39 millones de euros en obras y equipamiento. En la primera fase de puesta en funcionamiento se invirtieron otros 22 millones de euros.

El proyecto se completa con una planta de cirugía de corta estancia, una unidad de salud mental de agudos de referencia, en la que se habilitará un área independiente para adolescentes; un hospital de día, un equipo de resonancia magnética de última generación y una planta de simulación para la especialización de profesionales de la zona occidental de Andalucía.

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: