El Pleno de la transición deja en evidencia la grieta PP-Cs y PSOE

Comparte este post

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla recupera la normalidad en el aforo y la presencialidad pero las distancias entre el bloque de la derecha (PP y Cs, con Vox de apoyo) y el PSOE, lejos de encauzarse, se ensanchan. El Pleno de ayer sirvió para escenificar los cambios aprobados por el alcalde Juan Espadas dentro del organigrama de su gobierno de cara al periodo de transición que se abrirá en el Ayuntamiento con su marcha para afrontar las elecciones autonómicas como cabeza de lista del PSOE andaluz. Uno de los cambios más visibles fue el de la presidencia del Pleno, que ocupó la delegada de Hacienda, Sonia Gaya. En las presidencias de Emvisesa, Tussam y Lipasam ya han asumido esta semana sus nuevas funciones los delegados Juan Manuel Flores, Juan Carlos Cabrera y Antonio Muñoz, respectivamente.

Lo que no cambia, sino que más bien se agranda, es la brecha entre el bloque de la derecha (PP, Cs, con el apoyo de Vox) y el PSOE, que tampoco encuentra en Adelante Sevilla un apoyo sin fisuras.  El primer combate entre la bancada de los populares y el alcalde se libró a cuenta del estado de la Casa Fabiola, que acoge la colección Bellver, donada a la ciudad en 2015. El portavoz popular, Juan de la Rosa, volvió a insistir en que la viuda de Mariano Bellver tiene encima de la mesa ofertas para llevarse las cientos de miles de piezas. “Tiene ofertas que está valorándolas”, enfatizó. El alcalde Espadas garantizó que dicha colección se quedará en la ciudad, pidió “prudencia” al grupo popular y adelantó que se pedirá a la Junta la calificación de museo para este espacio. Le recordó a De la Rosa que hay un proyecto de instalación de dos monteras por valor de 139.000 euros que está en manos de la Comisión de Patrimonio. “Dígale a la consejera (Patricia del Pozo)…”, le espetó. El alcalde no desaprovechó esta primera trifulca para recordar dónde se retratarán en unos meses los partidos políticos: en la aprobación o no de unos presupuestos para 2022. “No se puede soplar y sorber. Apoyen los presupuestos para que se puedan hacer” las mejoras que necesita la Casa Fabiola, o “¿cómo se creen que se pagan estas cosas? Lo más congruente sería que apoyaran los presupuestos”. No hubo más turno de réplica.

Hubo un segundo round, protagonizado ésta vez por Cs y el alcalde. El motivo: el sentido único de la Carretera Carmona. El portavoz de la formación naranja, Álvaro Pimentel, reclamó que se “revierta” la situación generada con la implantación de los cambios de tráfico en la Carretera Carmona y la segunda ronda (Pío XII) con el fin de reducir coches en la Ronda Histórica. Pimentel denunció que el sentido único de la Carretera Carmona (de entrada a la Ronda) implica que los vecinos tengan que saltarse una línea continua para aparcar, ya que las plazas están ubicadas en la acera contraria. El alcalde aseguró que se ha licitado un contrato ya para cambiar los aparcamientos, pero recordó a Cs su apoyo al Plan de Movilidad Sostenible (PMUS). Pidió “disculpas” por los problemas ocasionados a los vecinos como consecuencia también de que en el entorno han coincidido en el tiempo varias obras.   

El concejal de Adelante Sevilla y coordinador local de IU, Daniel González Rojas, se sumó a las críticas, en su caso, por la “falta” de medidas con las que cumplir la declaración de emergencia climática aprobada hace dos años. Juan Espadas le acusó de “demagogia”, recordándole que había votado en contra de la ampliación del tranvía “para quitar coches” y de pedir a la UE que no dé dinero a este proyecto.  

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: