El lugar de exposición del Carambolo «deberá ser una decisión compartida» según Muñoz

Comparte este post

El alcalde de Sevilla, el socialista Antonio Muñoz, ha manifestado este miércoles que el lugar de instalación del tesoro de El Carambolo, formado por 21 piezas de oro labradas entre los siglos VIII y VII antes de la era actual, para su muestra provisional al público a la espera de la reforma y renovación del Museo de Arqueología; debe ser «una decisión compartida», extremo que según ha dicho ha trasladado a la consejera de Cultura, la popular Patricia del Pozo, quien apuesta por exponerlo en la sala Santa Inés, elegida para acoger temporalmente una selección de las piezas del citado museo.

En declaraciones a los medios de comunicación, Antonio Muñoz ha recordado que el citado tesoro, descubierto en el cerro de Camas del que toma su nombre, es propiedad del Ayuntamiento de Sevilla, si bien está adscrito al Museo Provincial de Arqueología, de propiedad estatal pero gestionado por la Junta de Andalucía.

Mientras la consejera de Cultura aboga por incluir al famoso ajuar áureo en la selección de piezas de la colección del Museo Arqueológico de Sevilla a instalar en la sala Santa Inés como muestra temporal alternativa del citado centro, cerrado para su reforma, el alcalde ha indicad que ya ha «hablado» del asunto con Patricia del Pozo.

«Se ubique donde se ubique, para exponerlo tendremos que tener todas las cautelas de seguridad y, por supuesto, debe ser una decisión compartida», ha enfatizado Muñoz, recordando que la exposición de las piezas originales del tesoro constituye toda una «asignatura pendiente» para la ciudad de Sevilla y rememorando que solucionar tal extremo también supone un compromiso político y electoral del actual Gobierno local del PSOE.

«No va a ser la consejera de Cultura quien, unilateralmente, decida dónde se va a ubicar», ha dicho Muñoz insistiendo que así lo ha «manifestado» a Del Pozo y asegurando que «no va a haber ningún problema» para solucionar el asunto.

Diez años desde la última exposición de las piezas originales 

El emblemático tesoro de El Carambolo fue descubierto el 30 de septiembre de 1958 en el cerro de Camas del que toma su nombre, en el marco de las obras de ampliación de las instalaciones con las que allí contaba la Real Sociedad de Tiro de Pichón.

Las excavaciones arqueológicas acometidas en el cerro de El Carambolo a cuenta del sorpresivo hallazgo del tesoro, formado por 21 piezas de oro de 24 quilates minuciosamente labradas entre los siglos VIII y VII previos a la era actual, supusieron de su lado el descubrimiento de un yacimiento arqueológico cuya cronología arranca en la Edad del Cobre y abarca el periodo tardío de la Edad del Bronce y la Protohistoria, destacando en el mismo los restos de un antiguo santuario fenicio.

En ese sentido, el decreto de la Junta de Andalucía que declara como bien de interés cultural (BIC) con la categoría de zona arqueológica la cima del cerro de El Carambolo, con el famoso tesoro vinculado a dicha figura de protección, determina que el yacimiento, junto con el ajuar áureo y otros exvotos y vestigios también descubiertos allí constituyen «un hito y una referencia en el conocimiento de los períodos históricos del Bronce Final y de la Edad del Hierro en el suroeste de la Península Ibérica».

Las réplicas

No obstante, a día de hoy sólo es posible contemplar una de las réplicas del tesoro labradas en su día por el prestigioso orfebre Fernando Marmolejo, expuesta el Ayuntamiento de la capital andaluza, pues aunque el Museo de Arqueología mostraba otra de estas réplicas, dicho centro está cerrado desde comienzos de 2020 para su demandado proyecto de reforma integral y modernización, aún pendiente de licitación.

Cabe recordar al respecto que el tesoro pertenece al Ayuntamiento de Sevilla, pero está adscrito a la colección del Museo de Arqueología, perteneciente a su vez al Estado pero gestionado por la Junta de Andalucía.

Por motivos de seguridad, las piezas originales seguirían depositadas en una cámara acorazada y los diversos responsables de las instituciones culturales de Sevilla han aludido no pocas veces a la demandada reforma del Museo de Arqueología como solución a tal situación, bajo la premisa de que el ajuar original podría ser finalmente expuesto en dicho edificio, de modo permanente, una vez el mismo sea rehabilitado y sus instalaciones plenamente modernizadas.

La reforma del Museo 

Con el museo todavía cerrado en espera de dicho proyecto, pues la idea es que el Ministerio de Cultura licite las obras esta primavera, a comienzos de 2020, la consejera popular de Cultura, Patricia del Pozo, apostaba por que el tesoro fuese expuesto en el céntrico convento de Santa Inés, durante el tiempo que dicho enclave acoja una selección de piezas del museo como contrapartida al cierre del citado centro.

El Ayuntamiento hispalense, propietario del tesoro, gobernado entonces por el socialista Juan Espadas y ahora por Antonio Muñoz, planeaba de su lado incorporarlo al contenido expositivo de la cripta arqueológica del complejo urbanístico Metropol Parasol, en pleno centro de la capital andaluza.

La reivindicación de Camas 

Entretanto, el Ayuntamiento de Camas, localidad donde fue hallado el fastuoso ajuar áureo, recordaba ese año 2020 que el mismo es «seña de identidad local y sello institucional», llamando a «ser justos con el pueblo con una cuestión tan simbólica y significativa», pues el municipio no tiene para sí ninguno de los vestigios rescatados del yacimiento de El Carambolo.

En cualquier caso, a mediados de enero de 2012, el Museo Arqueológico de Sevilla estrenaba una sala monográfica de exposición permanente del tesoro de El Carambolo, mostrando así de manera prolongada las piezas originales, si bien pocos meses después, en concreto en julio de ese mismo año, trascendía que las piezas originales habían sido retiradas de dicha sala tiempo atrás y sustituidas por la réplica del museo, pesando en ello que el mantenimiento y la seguridad del tesoro original en dicho espacio implicaba un gasto de 145.000 euros anuales.

Entre finales de 2014 y comienzos de 2015, por cierto, tres de las piezas del emblemático tesoro fueron expuestas temporalmente en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York (Estados Unidos), en el marco de la muestra ‘De Asiria a Iberia en el amanecer de la época clásica’.

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: