El hospital Virgen del Rocío logra con radioterapia resultados similares a la cirugía

Comparte este post

El servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, que cumple diez años, asegura que gracias a los avances que han incorporado para aumentar su eficacia y precisión han logrado en determinados tumores resultados equivalentes a la cirugía.

Más de 1.500 pacientes se han beneficiado de la incorporación de tecnología de vanguardia, que permite tratar a personas sin opciones porque su estado de salud desaconseja una intervención, como pacientes especialmente frágiles que no soportarían pasar por el quirófano o en los que la cirugía dejaría secuelas funcionales.

Especialmente, se ha aplicado esta tecnología a pacientes con tumores de pulmón, abdominales, metástasis hepáticas, hepatocarcinomas, carcinoma de páncreas, metástasis suprarrenales o metástasis paraespinales, según ha informado el hospital.

La incorporación de aceleradores lineales de última generación facilitó seguir trabajando en la administración de dosis de irradiación de una forma más rápida y segura, con una gran precisión, y verificando mediante sistemas de imagen guiada.

Así, se ha ido desarrollando la radioterapia estererotáxica extracraneal (SBRT), una alternativa de tratamiento que ha revolucionado el tratamiento del cáncer y en la que el hospital asegura que es un referente en la formación de otros profesionales españoles.

De hecho, y para los casos de los tumores de la vía digestiva (páncreas-hígado), los especialistas emplean el tratamiento SBRT en pacientes no candidatos a otros tratamientos (como cirugía, radiofrecuencia, quimioembolización, radioembolización) o cuando éstos han fracasado.

Este tipo de radioterapia de alta dosis se dirige directamente al tumor de una forma muy precisa, hasta el punto de que esa exactitud permite que el cien por cien de la irradiación vaya a las células cancerígenas con total seguridad y sin causar daño en los tejidos contiguos, subraya el centro sanitario.

Otra ventaja de la estereotaxia extracraneal es que reduce al mínimo el número de sesiones de radioterapia a las que deben exponerse los enfermos, que oscilan entre una y cinco frente a las 15 o 30 que se podían planificar antes.

Esto facilita de manera extraordinaria la calidad de vida del paciente y su tolerancia al tratamiento, y sus beneficios son tales que los especialistas han adaptado su aplicación a la población pediátrica.

«Estamos a la vanguardia con un procedimiento optimizado andaluz y competitivo con el resto del mundo que lo hemos conseguido gracias a la colaboración de todos los profesionales que trabajamos en Oncología», según el doctor David Muñoz Carmona, jefe de servicio de Oncología Radioterápica.

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: