El Espacio Santa Clara de Sevilla acoge «Manicromático» de Luis Gordillo

Comparte este post

Las transformaciones cromáticas como «palanca para la mutación de las emociones del espectador» es el motivo provincial de la exposición de Luis Gordillo que este viernes 18 ha abierto sus puertas en la sala del Espacio Santa Clara que lleva su nombre, y a la que ha acudido el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, junto al propio pintor y al comisario de la exposición, Luis Martínez Montiel.

Así, bajo el título ‘Manicromático. Transformaciones del color en la obra de Luis Gordillo’, la nueva propuesta reúne hasta el 28 de febrero de 2023 casi una veintena de obras del sevillano, artista referente de la pintura española de las últimas décadas, Premio Nacional de Artes Plásticas (1981) y Premio Velázquez a las Artes Plásticas (2007), entre otros reconocimientos, según destaca el Ayuntamiento en un comunicado.

«Esta exposición supone la vuelta del pintor sevillano a su casa. Una sala con su nombre dentro del Espacio Santa Clara que se inauguró en abril de 2019 fruto del acuerdo del Ayuntamiento y la Fundación Luis Gordillo de cara a dar cobijo de manera permanente a la obra de uno de nuestros pintores más universales en una sede municipal», ha afirmado el alcalde.

De esta forma, ‘Manicromático’ es la primera exposición enfocada en este aspecto del artista, haciendo hincapié en el «sugerente juego colorista» al que somete cada una de sus obras, más allá de sus trabajos con series, los estudios del fragmento, la multiplicación de la imagen o la adición de elementos, también presentes en esta muestra. «Un sello personal que, como resalta Martínez Montiel, ha influenciado enormemente a artistas de generaciones posteriores, que califican a determinadas formas de elegir y aplicar el color como ‘colores gordillo'».

«Como ocurre con el ‘verde gordillesco o del azul de Gordillo’, que si no han pasado a denominar etapas de la creación del artista es porque su multiplicidad no permitía la exclusividad para uno de ellos», ha aseverado.

En este sentido, a lo largo de las 19 obras que componen la muestra, muchas de ellas formadas por varias piezas que utilizan desde las técnicas más tradicionales a las técnicas gráficas, pasando por litografías, monotipos serigráficos, collage y dibujo sobre papel o técnicas mixtas como la fotografía sobre dibón y el dibón sobre metacrilato, la exposición pone de manifiesto el universo de derivas cromáticas que se vislumbra en la trayectoria del pintor, desde el color tradicional hasta el color digital, pasando por el de la imprenta.

De hecho, uno de los aspectos más interesantes de la nueva exposición es también que permite comprobar la diversidad y evolución en su creación desde los años 70 hasta hoy, debida al principio a las variaciones que el color de imprenta añadía a su obra, algo que se convirtió en una de sus principales singularidades, y dejando entrever el desarrollo posterior con las infinitas posibilidades de la impresión digital.

En esta ocasión, Gordillo invita al público a disfrutar de su juego con el color, siempre novedoso, que le permite sorprender y sorprenderse y que pretende multiplicar las posibilidades emocionales de sus obras. De esta forma, el pintor sevillano, que comenzó su formación artística en la Escuela de Bellas Artes de Sevilla y es uno de los nombres más destacados del panorama artístico actual, regresa a su sala homónima en el refectorio alto del Espacio de Santa Clara.

Además de ofrecer una mirada a la vasta trayectoria de Gordillo, la sala ha acogido también obras de artistas sevillanos posteriores, como Miki Leal y Rubén Guerrero, en una clara apuesta del Consistorio por la creación local contemporánea.

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: