Seguridad y reforma sistémica: las exigencias de las jugadoras tras el escándalo de abusos en EE.UU.

Comparte este post

El fútbol femenino en Estados Unidos ha gozado históricamente de mayor popularidad que el practicado por hombres. Las jugadoras, auténticas estrellas mediáticas mucho antes de que la MLS -la liga masculina- se llenara de viejas glorias de las ligas europeas, han llevado a lo más alto al «soccer», como allí se conoce. Por su carácter de élite y una estructura que durante años ha estado a años luz del fútbol femenino en España, sorprende aún más el escándalo de abusos sexuales y verbales que ha sido destapado en estos días tras la publicación de un extenso informe realizado por el bufete de abogados estadounidense ‘King&Spalding’. En sus 172 páginas se detallan vejaciones que, durante décadas, han sufrido varias futbolistas profesionales en el país norteamericano. Algunas de ellas, detallan su calvario con nombres y apellidos mientras que otras optan por permanecer en el anonimato en un episodio que ha hecho tambalearse los cimientos del fútbol. Más de 200 testimonios entre futbolistas – en activo o retiradas-, propietarios de clubes o trabajadores de los mismos fueron entrevistados para poner el escándalo en el foco de la actualidad. «Seguridad dentro y fuera del campo» Tras la repercusión de la que ha gozado el detallado informe en todo el mundo, tanto la Federación de Fútbol estadounidense como las propias jugadoras han dado un nuevo paso al frente y han reivindicado sus derechos , así como una serie de peticiones básicas en pos de su seguridad dentro y fuera de los terrenos de juego. El sindicato de futbolistas y la asociación de jugadoras de la selección estadounidense han emitido sendos comunicados en los que reclaman una serie de derechos que, opinan, deberían darse ya por sentados. Noticias Relacionadas estandar No FÚTBOL Abusos sexuales y verbales: escándalo en el fútbol femenino de EE. UU. Javier Corcuera Urandurraga estandar Si juegos olímpicos Sangre con sida en el trampolín: la azarosa vida deportiva y personal de Greg Louganis Ángel Luis Menéndez Exigen una «reforma sistémica» para acabar con la lacra de los abusos de poder, sexuales o verbales, y establecer un entorno de trabajo «donde las jugadoras sean respaldadas, dentro y fuera del campo, con espacios seguros y profesionales para entrenar y competir». El informe elaborado por el citado bufete fue propiciado por reportajes de ‘The Athletic’ y ‘The Washington Post’, que destaparon en sus páginas los primeros indicios de escándalo, que no sólo ha afectado a la National Women’s Soccer League (la primera división femenina), sino a categorías inferiores.

Quizás te interese...

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: