Sánchez y Feijóo: tenemos que hablar

Comparte este post

hay que abandonar ya mismo, y de una vez por todas, algunos malos hábitos en los que ya ni fijamos nuestra atención. Unos, porque recurren a ellos como si tal cosa, sin importarles consecuencias ni efectos en los otros, han creado jurisprudencia por hechos y lo hacen por inercia. Y esos otros, ya sea por desdén, aburrimiento o hartazgo, porque consentimos sin protestar, como si no fuera la cosa con nosotros y nos diera realmente igual. No debiera ser así, de lo contrario nos tiraremos todos juntitos, en amor (más bien, desamor) y compañía por el barranco, junto con aquel que tal cual dijo que haría y lo tuvo que hacer. Y es que se nos acaba el tiempo. Y… Ver Más

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: