Salamanca rinde homenaje al voluntariado en forma de gran escultura

Comparte este post

Salamanca rinde homenaje desde este miércoles a todos los voluntarios de la ciudad con una escultura de gran tamaño que preside la nueva glorieta del Voluntariado. El Ayuntamiento concluyó la rotonda ubicada en la intersección de la avenida de Federico Anaya con la avenida de Los Cedros y el paseo de Los Olivos, que desde hoy reconoce a «todas las personas que conceden su tiempo libre en favor de los demás».

El alcalde Carlos García Carbayo acompañado por representantes de colectivos dedicados al voluntariado en Salamanca, ha destacado que esta nueva glorieta es un premio a la «entrega y vocación de servicio hacia las personas más vulnerables». Al mismo tiempo, representa la expresión del agradecimiento de la ciudad al altruismo y ayuda que cada día prestan miles de personas, contribuyendo a que Salamanca sea «un ejemplo de solidaridad en toda España», como, según el regidor, se demostró durante la pandemia y ahora debido a las consecuencias de la invasión de Ucrania.

García Carbayo ha destacado el orgullo de la sociedad salmantina por la labor de los voluntarios, adquiriendo una visibilidad «sin precedentes» para expandir toda su capacidad transformadora y, con ello, construir «entre todos» una Salamanca mejor. De hecho, el número de personas voluntarias activas ha aumentado un 50 por ciento, hasta 4.800, y las personas que han ejercido alguna vez acciones de voluntariado se han triplicado, hasta 20.000, según el último estudio municipal realizado entre 114 entidades sociales de la ciudad.

La escultura
Una escultura en hierro de más de siete metros de altura de la artista y diseñadora Coral Corona Pérez ocupa el centro de la glorieta del Voluntariado. Su título, ‘Recordar’, juega con la etimología latina, ‘recordari, volver a pasar por el corazón’, de manera que «con esta escultura no solo se tiene presente en la memoria a todos los voluntarios de la ciudad, sino que estarán pasando por el corazón», según ha destacado el alcalde.

Está compuesta por una torre formada por cuatro corazones a gran escala, uno sobre otro, que cobran vida. Cuatro corazones que terminan en el emblema de VoluntaS, «una mano, símbolo de entrega, que es todo corazón, que como los voluntarios, se ofrece y da a cualquiera que lo necesite, una mano que ayuda, pero también un corazón que da la impresión de volar para llegar a todos los ciudadanos», ha añadido García Carbayo.

La glorieta
El alcalde también ha destacado que esta glorieta permitirá dar «mayor fluidez» a la circulación de vehículos y facilitará el futuro recorrido del autobús urbano hasta el centro de salud Sisinio de Castro, en Garrido Norte, una vez que entre en vigor el contrato con el que, además, se pretende acercar los barrios al nuevo hospital a través de este medio de transporte.

Quizás te interese...

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: