Pedro Strecht: «Es importante investigar otras entidades además de la Iglesia»

Comparte este post

Pedro Strecht es el coordinador de la Comisión de Investigación independiente que estudia los abusos en el seno de la Iglesia católica en Portugal. Un encargo que le costó aceptar porque tenía una experiencia traumática previa. A principios de siglo intervino como psiquiatra en la crisis de la Casa Pía, un caso de abusos en el que estuvo implicado el estado portugués y altas personalidades de país. Las amenazas le costaron tres años de protección oficial para él y su familia. Ahora se incorpora también al equipo de Cremades & Calvo Sotelo que recibió el encargo de la Conferencia Episcopal Española para investigar los abusos.

—La comisión portuguesa comenzó su trabajo este enero, más o menos cuando la española. ¿Por qué cree que estos países de mayoría católica, junto con Italia que todavía no la ha creado, han sido los últimos de dar este paso?

—Justamente por eso, porque los países latinos tienen una tradición católica más fuerte y también, en algunos casos una parte de la Iglesia católica más conservadora. Para que la Iglesia diera este paso, eso en Portugal es evidente, han sido importantes las presiones de la sociedad y el trabajo previo del Papa Francisco. Gracias a sus instrucciones se crearon las comisiones diocesanas y a partir de ahí la Iglesia portuguesa se planteó crear la comisión independiente que coordino. Hasta ahora todo ha ido muy bien y estamos insistiendo, junto a los obispos que nuestro trabajo no va contra la Iglesia.

—¿Todavía hay sectores que piensan que una investigación de este tipo puede dañar a la Iglesia?

—Al contrario, es un trabajo que va a favorecer el papel de la Iglesia en el futuro, una vez que limpie el pasado, se asuman los errores y se puedan pensar nuevas maneras de estar en la sociedad. La investigación supone reconocer que esto ocurrió y que también existió en otras áreas, como instituciones públicas. Creo que es muy importante para la Iglesia asumirlo, justamente para seguir adelante más fuerte. Cuanto más miedo, cuanto más se cierren, más descrédito tendrán ante la opinión pública.

—Ha comentado que en Portugal hay casos en otras instituciones, además de la Iglesia. ¿Existe alguna investigación similar en el mundo del deporte o de la educación?

—No, no la hay pero es una cuestión muy importante. En el deporte, tenemos casos mundialmente famosos como el de la gimnasta Simone Biles, y en otras instituciones estatales que reciben niños y adolescentes a su cuidado también se han dado casos como en la Casa Pía de Portugal. Pienso que es muy importante investigar en el futuro en estos campos, como lo estamos haciendo ahora en la Iglesia. Afortunadamente la mentalidad está evolucionado y se puede investigar lo que ha pasado para que en el futuro los niños puedan estar más tranquilos.

—¿Qué ideas iniciales puede aportar desde la investigación portuguesa?

—Lo primero es que tenemos un número elevado de personas, para la realidad portuguesa, que se han puesto en contacto con nosotros, casi trescientas. Otra conclusión es que predominan los hombres como abusados, pero el número de mujeres víctimas es también muy similar. Podría existir la idea de que era un problema hacia niños y no a niñas, pero no ha sido así. Y tenemos clara la idea de que la mayoría de las personas no habla durante años. Prefiere el silencio por miedo o por vergüenza, antes de intentar hablar sobre lo que le ocurrió.

—¿Cuáles serán las recomendaciones que harán a la Iglesia para que pueda evitar este problema en el futuro?

—Esto formará parte de nuestro informe final. La primera, que pienso que ya está hecha, es hablar del asunto y no hacer que sea un tabú. Después, aprobar protocolos que acaben con el secretismo y la ocultación. Además, estamos preguntando a todas las personas que nos contactan sobre sus ideas para el futuro, para que todos tengan voz.

—Algunas asociaciones de víctimas en España han puesto en duda la independencia de esta comisión porque su coordinador es católico.

—Creo que se tienen mucho cuidado en la comisión española para que sea un trabajo transparente e independiente. En el grupo hay personas de fuera que van a ejercer una especie de fiscalía para garantizar la idoneidad de los trabajos.

 

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: