Parotet 2020, la brillante vuelta a los orígenes

Comparte este post

¿Es posible hacer un vino que perdure sin utilizar barrica? A día de hoy, la crianza en barrica de roble es la forma más extendida mundialmente para redondear los vinos y darles la estructura que necesitan para envejecer. Sin embargo, Pablo Calatayud, ingeniero agrónomo y responsable del proyecto Celler del Roure, demuestra que no es la única. Ubicada en el pueblo valenciano de Moixent, fue fundada a mediados de los noventa. En 2006, adquieren una finca con 40 hectáreas de viña y bodega subterránea.

Allí encuentran cien tinajas de barro, y dada su fiel apuesta por rescatar métodos de elaboración y variedades en desuso, comienza a experimentar con la crianza en tinaja de barro. Nace así su colección denominada vinos antiguos, siendo Parotet el primero de ellos. Mezcla de dos variedades tintas locales, Arcos y Mandó, la crianza de un año en tinaja de barro consigue con creces superar el reto de crear un vino de guarda sin utilizar barrica de roble. De hecho, el resultado es sorprendente, ya que consigue una frescura inusitada dadas las altas temperaturas de la zona. Con notas florales y de pimienta blanca, 2020 es la novena añada de este vino único en continuo crecimiento.

Parotet 2020

Precio: 15 €.

Denominación: Valencia.

Bodega: Celler del Roure.

Quizás te interese...

Un filón sin explotar

En agosto, Galicia se convierte en la versión termométrica de la sobada metáfora machadiana: una Galicia tirita y otra se abrasa; una abre el paraguas

A %d blogueros les gusta esto: