«No pude evitar llorar al ver a mi nieto en el Sánchez-Pizjuán»

Comparte este post

De Scotta a Scotta, el miércoles a las 19.20 -hora de Argentina-, el que fuera legendario goleador sevillista no pudo reprimir las lágrimas. Su nieto, Valentino, acababa de entrar al terreno de juego en el Sánchez-Pizjuán para sustituir a Ocampos y hacía realidad el sueño de toda una familia. «Fue muy especial, emocionante. La sensación todavía la tengo. El partido lo dieron en directo por la ESPN y el que lo comentó fue Quique Wolff. Es mi consuegro. Mi hijo está casado con una hija de él. ¡Imagínese! Hablando Quique de mi nieto. Lo puso muy bien. Lo conocía, claro. Estuve llorando cinco minutos. Poder ver a mi nieto en mi estadio se queda para siempre como uno de los… Ver Más

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: