Manresa, una cenicienta con músculo y el hacha afilada

Comparte este post

Calienta la Copa del Rey en Granada, sede este año de la fiesta del baloncesto, el torneo más imprevisible de nuestra geografía,con eliminatorias a un partido y en campo neutral. Pese a la incertidumbre e ilusión que despierta, más este año con la vuelta de los aficionados a las gradas, la realidad del torneo se ha visto monopolizada en los últimos tiempos por los dos gigantes. Barça y Madrid han absorbido las últimas 12 ediciones, seis para cada uno, con los catalanes como actuales defensores del título tras derribar a los blancos en la final de Madrid de la temporada pasada. Hay que remontarse hasta 2009 para encontrar a un campeón de una tribu diferente, cuando el TAU Cerámica (actual Baskonia) se llevó el trofeo en la prórroga de un duelo para el recuerdo contra el Unicaja de Málaga (100-98).

Granada, pese al pletórico estado de forma de los azulgranas y la siempre dominante plantilla de los blancos, ha adquirido en las últimas semanas condimentos de sobra para que se consume sobre ella, quizás, la muerte de la rutina. Y es el BAXI Manresa, desde 2004 sin acudir a la cita, el principal aspirante a consumar el conjuro, pues se enfrenta hoy (
21.30, Vamos
) a los pupilos de Sarunas Jasikevicius, a quienes ya han vencido esta temporada.

Los catalanes, acostumbrados a la supervivencia, han conjuntado esta temporada una plantilla envidiable, bien entrenada por el veterano y siempre fiable Pedro Martínez, alta, musculosa y tenaz, que deforma la clásica imagen de la cenicienta en la Copa, agresiva este año y poco receptiva a la habitual sumisión. El nigeriano Chima Moneke, el belga Ismael Bako y el español Yankuba Sima son una caja de herramientas, martillo, destornillador y tenaza, un triángulo que ha convertido a los de Manresa en un muro de difícil acceso en defensa y en un ente ávido en la búsqueda de la canasta rival. Joe Thomasson y Silvayn Francisco ponen el picante y Dani García mueve los hilos con delicadeza entre tanto búfalo en estampida. Una combinación que ha convertido al conjunto en el tercer clasificado de la Liga Endesa antes del parón de la Copa y que hoy mira al Barcelona a los ojos, sin solicitar clemencia.

«Contra el Barcelona tienes que tener un plan de partido perfecto y ejecutarlo a la perfección. Tienen un equipazo pero creo que nos respetan mucho, nos lo hemos ganado», asegura García a ABC. El base, en un gran momento de forma, habla del ya histórico duelo del Palau del pasado enero, donde el Manresa tomó la capilla azulgrana tras 26 años de derrotas, prueba evidente de la buena salud del conjunto esta temporada, pese a que los azulgranas venían de una buena temporada sin competir por un brote de Covid. Al partido de hoy llegan en plena forma, con siete victorias consecutivas entre Euroliga y ACB, la última en el WiZink, donde arrodillaron al Madrid (68-86).

García, que asegura estar en su momento de plenitud física y mental, algo que destila su juego, coincide en que el físico del grupo ha ayudado a los resultados positivos de los últimos meses. «Tenemos un equipo muy potente. Nos permite ser más fuertes y jugar a un ritmo alto todo el partido. El Barça, el Madrid, en Europa… habitualmente los grandes están un punto por encima en los físico sobre el rival, pero este año nosotros los hemos igualado», explica el barcelonés. También coincide el base en que la Copa de Granada puede traer algún que otro sobresalto. «Por historia y presupuesto hay siempre dos favoritos, pero si ves el calendario, el nivel ha subido y han sufrido bastante hasta ahora para ganar muchos partidos. Los pequeños tendremos opciones».

Murcia, ataque y defensa en armonía
Tantos elogios como el Manresa merece el UCAM Murcia, que se suma a la Copa por primera vez en su historia por méritos deportivos, pues participó en la edición de 1996 pero como anfitrión. El equipo orquestado por Sito Alonso, que se enfrenta esta tarde al Valencia Basket (18:30, Vamos) ha derribado el mito de que los equipos solo tienen una cara, u ofensiva o defensiva. Los del Levante son el grupo que más puntos anota de la Liga Endesa mientras que han construido una de las defensas más pegajosas e incansables de nuestra geografía. Una anomalía difícil de explicar que, sin embargo, es aclarada rápidamente por Tomás Bellas, base de los murcianos, durante su charla con ABC.

«La dirección quería jugadores con hambre y físico, además de gente que conociese la casa, como Lima, Rojas, Radovic… Veteranos, que hubiesen estado en todo tipo de situaciones, tanto en la cresta de la ola como bajo ella», explica el canterano del Real Madrid. Fue el Covid quien les privó de manera definitiva de acceder la temporada pasada (acabaron la primera vuelta con dos partidos menos que muchos de sus competidores), una espina que se quitaron de manera definitiva el pasado 23 de enero, cuando vencieron al Lenovo Tenerife en enero tras un partido agónico y obtuvieron el billete para Granada.

Augusto Lima, durante un partido del Murcia contra el Tenerife

UCAM Murcia
«Fue una sensación fantástica. Conseguir este hito para una ciudad que se vuelca tanto con el deporte… estábamos emocionados. Lo celebramos y al acabar el partido teníamos la sensación de tener los deberes hechos. Tenemos que ser nosotros mismos en Granada. Correr la pista, defender con intensidad, duros atrás… Nos ha tocado el Valencia que es un equipazo. Vamos a competir y a hacer nuestro baloncesto», explica Bellas.

Cuando es preguntado por la reputación del equipo, pues a veces a ojos del espectador la intensidad se visualiza como agresividad excesiva, Bellas aclara rápidamente a qué juega el UCAM y por qué su fórmula está resultando tan exitosa esta temporada. «Jugamos duros atrás. Todos los equipos que ganan lo hacen, incluso el Madrid y el Barcelona, que tiene gente que intimida mucho, que usa el cuerpo y eso es lo que intentamos hacer nosotros pero con muchísimo menos presupuesto. No golpeamos a nadie. Somos un equipo agresivo, pero en el sentido táctico del juego: subir líneas, tapar pases, cargar el rebote… Esto es baloncesto. Ponemos intensidad en defensa pero jugando también un gran baloncesto en ataque».

Quizás te interese...

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: