Madres no hay más que dos

Comparte este post

Nos estamos haciendo un lío. Ya era difícil seguir y completar la serie psicotécnica de un colectivo LGTBI cuyo cifrado no binario sigue sumando letras según se abre el melón de la biodiversidad de sexo, género, hormona, estado de ánimo, calentón de entretiempo o apretón de ir al baño. El ser humano es complejo e imprevisible, pero las encargadas de su taxonomía lo ponen cada vez más difícil. Descolgadas del nuevo sujeto político en el que anda metida Yolanda Díaz, Cenicienta a las doce menos cuarto, las hermanastras Ione Belarra e Irene Montero se coordinaron ayer para poner en conocimiento público que al menos hablan entre ellas y que aún son capaces de hacer bueno el nombre de Unidas Podemos… Ver Más

Quizás te interese...

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: