Los looks ‘coordinados’ de la Reina Letizia y el príncipe Carlos en Inglaterra

Comparte este post

La Reina Letizia ha viajado de nuevo a Reino Unido tan solo una semana después de su anterior visita, cuando acudió al acto conmemorativo del primer aniversario del fallecimiento del duque de Edimburgo. En esta ocasión el motivo ha sido otro bien distinto, por un lado, la inauguración en Aukland (en el condado de Durham) de la exposición ‘el Prado del Norte’ -la primera muestra dedicada al arte, la historia y la cultura de España-; y por otro, la apertura de la muestra ‘Zurbarán, las doce tribus de Israel: Jacob y sus hijos’. Para la ocasión se ha reunido con el príncipe Carlos y no ha sido la primera vez que ambos se ven las caras en un evento de esta temática, pues hace tres años acudieron juntos a la exhibición dedicada a Sorolla.

En lo que a moda se refiere, su look ha sido uno de los puntos a destacar, y aunque el día se presentaba nublado, ha optado por un estilismo en clave burdeos, una de sus tonalidades favoritas con las que ha dado un toque de luz al día. Casualmente el príncipe Carlos, que ha llevado un traje gris perla, ha optado por añadir una corbata y pañuelo del mismo color, un detalle que no ha pasado inadvertido.

La Reina Letizia y el príncipe Carlos han optado por el color burdeos

© Gtres
El conjunto de Su Majestad estaba compuesto por un vestido ajustado con el cuello redondo y manga larga que presentaba unas ligeras hombreras y una falda con vuelo que se alargaba hasta debajo de la rodilla. La prenda incorporaba además una abotonadura diagonal en uno de los hombros en negro que combinaba con el abrigo; un modelo de corte evasé de Carolina Herrera (la misma firma que el vestido) que posee en más colores y con el que ha logrado un resultado muy favorecedor.

Su Majestad ha llevado un vestido y abrigo de Carolina Herrera

© Gtres
Los accesorios también han seguido la misma gama de color con unos salones de Magrit y un clutch de Carolina Herrera acolchado con el logo de la firma en plateado. Ha completado su elección con sus icónicos pendientes de Chanel de oro blanco y diamantes con forma de pluma, y su inseparable sortija Karen Hallam.

Cabe destacar otro detalle que no ha pasado desapercibido: el peinado. Un semirecogido con todo el pelo hacia atrás al que no suele recurrir muy a menudo y con el que conseguía que tanto los pendientes como sus facciones, se resaltasen. Este no será el único viaje de Doña Letizia esta semana, pues el jueves estará en Logroño, donde lo más probable es que su outfit vuelva a acaparar titulares.

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: