Los incendios intencionados no dan descanso en los bosques gallegos

Comparte este post

Hay nueve incendios sin extinguir en Galicia. Los focos proliferan a lo largo y ancho de la Comunidad sin dar descanso a los efectivos antiincendios, y estos fuegos han quemado casi 4.000 hectáreas . Parecía que la situación en los bosques gallegos comenzaba a mejorar a medida que llegaba el fin de semana, cuando quedaba activo solo el incendio de Laza, de 2.100 hectáreas. La Consellería de Medio Rural informaba entonces que «evolucionaba favorablemente hacia su estabilización», aunque por el momento no se ha decretado. Durante los últimos días, sin embargo, fueron apareciendo nuevos frentes en las provincias de Lugo y Orense. Aunque por ahora no son de gran tamaño, ninguno supera las 80 hectáreas, algunos de ellos ponen de manifiesto la intencionalidad de su creación. El último caso es el de Castrelo de Miño, en Orense, que comenzó en varios lugares simultáneos, lo que «apunta a que fue intencionado» , recoge el último parte de Medio Rural. Comenzó a arder el monte en el municipio el domingo, sobre las 22.18, y por lo de pronto se han quemado 40 hectáreas. Otro de los cuatro incendios activos de Galicia es el que afecta al concello orensano de Riós. Su tamaño alcanza las 80 hectáreas, aunque « evoluciona hacia su estabilización« . En el municipio de Oímbra, uno de los más afectados por la primera ola de incendios de este verano, también hay un fuego activo que ha calcinado, por lo de pronto, 70 hectáreas, aunque las previsiones son asimismo favorables. Bajo control La parte positiva es que hay cinco fuegos que están estabilizados o controlados. El de mayor tamaño es el de O Irixo (Orense), que arrasó 680 hectáreas y fue uno de los que causó más perjuicios. Sus llamas hicieron que, en algunos momentos, fuera necesario cortar el tráfico ferroviario entre Orense y Santiago de Compostela. Ahora está bajo control, por lo que se cuentan las horas hasta que se extinga al completo. Los fuegos de Carballeda de Valdeorras y Boborás, ambos municipios en Orense, están en una situación similar. Los efectivos antiincendios realizan las últimas labores antes de decretarlos como extinguidos . Respectivamente, quemaron 440 y 120 hectáras. En A Guidiña las llamas también están bajo control tras arrasar 90 ha. Por último, en el concello de Lugo de Ribas do Sil comenzó un incendio este fin de semana, pero, tras 40 ha quemadas, también se encuentra estabilizado.

Quizás te interese...

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: