Los cinco grupos minoritarios de las Cortes anuncian ya su «no» a la investidura de Mañueco

Comparte este post

La primera jornada de la ronda de consultas del presidente de las Cortes, Carlos Pollán, con representantes de las formaciones políticas concluyó ayer con total unanimidad: «No» a la investidura de Alfonso Fernández Mañueco como presidente de la Junta. Por el despacho de Pollán pasaron las cinco formaciones minoritarias (UPL, Soria ¡Ya!, Podemos, Cs y Por Ávila) y todas se posicionaron de la misma manera con un denominador común para explicar su postura como es que Vox sea el socio del PP para formar el gobierno de coalición. Después, cada uno tiene sus propias y variadas razones. Por ejemplo, las del procurador de la UPL, Luis Mariano Santos, que «a la distancia ideológica que nos separa de Vox» y «el riesgo de que pongan en peligro conquistas sociales ya consolidadas», sumó la responsabilidad de Mañueco «por las políticas que ha llevado a la región leonesa a los últimos lugares». Además, criticó el acuerdo de legislatura presentado por considerarlo «vacío, con puntos vagos y sin concreciones».

El compañero de grupo de UPL, Soria ¡Ya!, que ayer formalizó su constitución como tal, no fue tan duro en sus planteamientos ya que parten de la consideración de que los dos socios tienen mayoría suficiente y, además, «nadie nos ha solicitado el voto».

En cualquier caso, el parlamentario Ángel Ceña abrió la puerta a llegar a acuerdos con Mañueco para conseguir mejoras para la provincia, si bien reconoció que con Vox no había mantenido hasta el momento contacto alguno. Y aprovechó para recordar, no sin cierto resentimiento, que el PP el mismo día que se constituyeron las Cortes, hace una semana, negoció con Soria ¡Ya! un acuerdo para que los populares presidiesen las Cortes a cambio de actuaciones en la provincia. Eso se logró en una reunión a primera hora de la mañana, antes de que el PP se volviese a encontrar con Vox y cerrase el, pacto de legislatura. Precisamente, el único procurador que le queda a Ciudadanos en las Cortes autonómicas, Francisco Igea, que aseguró que no puede dar su voto a Mañueco porque «ha mentido a todo el mundo», arremetió contra un acuerdo que consideró «una carta a los Reyes Magos» que está «a favor del bien y en contra del mal». Así, confió en que se concreten los 32 puntos del documento e, incluso, en que haya «un acuerdo oculto», ya que «entre la maldad y la estupidez» aseguró preferir la primera. «O hay algo oculto o es una tomadura de pelo», insistió.

Un tono «cordial» mantuvo el parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Fernández, quien anunció un «no rotundo» a la investidura de Alfonso Fernández Mañueco como presidente de la Junta por estar «en las antípodas ideológicas» de su partido y por defender modelo distintos. «Los problemas de Castilla y León están causados por el PP y el señor Mañueco no los va a solucionar», aseveró. Fernández también señaló que espera que sea una legislatura que se caracterice por «la corrección y la educación, en defender las ideas, sin algaradas o insultos», como también le traslado a Pollán.

Por su parte, el procurador de Por Ávila, Pedro Pascual, anunció que «a día de hoy, diría no a la investidura de Alfonso Fernández Mañueco» y advirtió de que en esta legislatura será «más reivindicativo» porque los problemas de su provincia son los mismos.

Avances en el Gobierno
Mientras, PP y Vox mantienen el diálogo abierto sobre el reparto de las consejerías y se va cerrando poco a poco la opción ya expuesta en este periódico de que asumirían Agricultura, Cultura e Industria, para las que ya habrían tanteado a varios posibles candidatos.

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: