Llorar en Kiev, reír en Vitoria

Comparte este post

Yo a Sánchez me lo llevaba al Memorial de las Víctimas del Terrorismo, en Vitoria. Ya no pido más que eso, no tengo ganas de intensidad emocional ni de explicar la diferencia que hay entre bien y mal, entre vida y muerte o entre dignidad y barbarie. Lo llevaría sin presión, sin dramatismos y sin nadie que escribiera los versos más tristes esta noche. Solamente le pediría que se diera una vuelta y que reflexionara. No pido que después nos cuente sus conclusiones porque ni esto es el colegio ni yo soy un catequista. Que se limite a pasar allí un par de horas y luego que se de un paseo por la ciudad. No hace falta efectismo, voces quebradas… Ver Más

Quizás te interese...

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: