Lealtad

Comparte este post

No es moneda corriente la lealtad en el mundo usurero de la política, donde todo se cobra al seis por ciento o más, pago excesivo en la judería de ese mundo donde impera el arte de lo posible. La traición tiene tantas cabezas como Escilia, el vigilante monstruoso de los acantilados del estrecho de Mesina, dotado de seis cuellos largos como los gañotes de los excesos a costa del presupuesto y doce patas, para correr mejor de los compromisos que se firman con los ciudadanos a base de palabras de honor. En general, la política, es un mundo peligroso, dañino y de obediencia debida a intereses que no son los suyos. A eso póngale la firma que no se equivoca…. Ver Más

Quizás te interese...

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: