La sentencia que declara inocente al exdirector de Suma ya es firme y despeja toda duda sobre su gestión directiva

Comparte este post

La Audiencia Provincial de Alicante sentenció en marzo que no se aprecian indicios de delito ni de irregularidad alguna tras el juicio motivado por una denuncia anónima que acusaba al exdirector de Suma Gestión Tributaria José Manuel Bonilla de fraccionamiento de contrato. El fiscal, que durante el juicio planteó si la denuncia anónima era una argucia con intereses de alguien para forzar su cese, no recurre la sentencia de absolución y por tanto ya es firme, desde este vienes 8 de abril de 2022, tal y como ha comunicado el abogado defensor don Manuel Perales.

La sentencia afirma que no hay fraccionamiento de contrato. Que además el ejecutivo implantó un sistema informático precisamente para evitar este tipo de irregularidades en las contrataciones del organismo de la Diputación de Alicante. Que todos los técnicos y funcionarios que participaron en la elaboración de los contratos y en el control y la fiscalización de los mismos manifestaron que todo se hizo correctamente y se siguió el procedimiento con todos los informes favorables. Que no se aprecian indicios de eludir los controles legales. Que se volvió a contratar a las mismas empresarias ante una nueva necesidad y por la buena labor realizada.

Asimismo, un informe pericial de un experto independiente, catedrático en Derecho Administrativo, que analizó y peritó los contratos investigados concluyó que, desde el punto de vista administrativo, todo se hizo correctamente, que no existe fraccionamiento de contrato y siempre se requirió la opinión de Intervención y Contratación antes de la firma y adjudicación por el director.

Contratos cuestionados sin razón
Los contratos denunciados por el anónimo se realizaron en años diferentes, con objetos diferentes y para unidades funcionales diferentes, sin superar el importe máximo anual establecido por Ley, durante los años 2016, 2017 y 2018. Por un lado, tres contratos por un importe total facturado de 35.840 euros, para la contratación de una empresa de reconocido prestigio en consultoría en Recursos Humanos con foco en la optimización de la estructura, en apoyo en la mediación de conflictos, en la superación de situaciones traumáticas de los empleados, en la formación y apoyo en la gestión de equipos al personal de Suma Gestión Tributaria.

Por otro lado, para la contratación de una empresa de comunicación y marketing experta en el ámbito digital con una facturación total de 29.753 euros para la implantación de proyectos como el Suma Academy y los videotutoriales MOOC, la nueva web de Suma Gestión Tributaria, la formación y asesoramiento en redes sociales, la elaboración de textos y notas de prensa emergentes, la compra de publicidad en Facebook y otros proyectos como el blog «Te interesa», el «Adios al Papel» o el lanzamiento de «SumaInnova».

Balance positivo del directivo
Ya con la sentencia firme en la mano, José Manuel Bonilla hace un balance muy positivo de su experiencia en Suma Gestión Tributaria, especialmente por las personas, y sobre todo porque deja el cargo satisfecho por cumplir, junto al equipo, el Plan Estratégico Suma 2016 – 2020 que él mismo diseñó y traspasó el organismo con una clara línea que puso foco en cinco prioridades.

En primer lugar, mejorar la calidad y la eficacia en el servicio. En segundo lugar, generar ahorro y eficiencia. En tercer lugar, una apuesta por el talento del equipo interno fomentado la motivación, su optimización y la formación. En cuarto lugar, la transformación digital. Y en quito lugar, la Responsabilidad Social Corporativa, los ODS y acercar Suma a la sociedad.

Tal y como el mismo Bonilla explica: «gracias a los anteriores directores y directora, a todo el personal de Suma recibí una entidad de excelencia, la dejo con nota de excelente y deseo suerte a los próximos directores y personas para que traspasen Suma con excelencia».

Gracias a las diferentes acciones implementadas durante la etapa de la gestión de Manuel Bonilla como director de Suma, entre ellas las denunciadas, se consiguieron unos resultados excelentes en recaudación, un crecimiento en delegaciones de ayuntamientos y un incremento en la eficiencia con un importante ahorro y menor gasto que se trasladó tanto a los ayuntamientos, con sucesivas e importantes bajadas de la tasa que se les cobra, como a los otros organismos tributarios con los que Suma colabora en el territorio nacional.

Fruto de ese riguroso control del gasto y aumento de eficiencia, incluso con esas bajadas de la tasa, que supuso una importante reducción de ingresos para Suma, además de la caída de ingresos por la pérdida de la gestión del ayuntamiento de Alicante, que tuvo lugar meses antes de ser nombrado Bonilla director, y por otro lado, asumiendo un incremento en el gasto de personal y seguridad social por la recuperación de salarial, en esta etapa, de los cerca de quinientos trabajadores del Organismo por la congelación entre 2011 y 2015, o la importante subida de las tarifas de correos, más las inversiones en innovación y tecnología, entre otros, Suma obtuvo un resultado presupuestario positivo de más de cuatro millones de euros en el ejercicio 2019, último año de Bonilla como director.

«Experiencia del usuario»
Así mismo, una mejora en la calidad en el servicio y en la experiencia del usuario implantando la cita previa, la omnicanalidad o la atención en cinco idiomas, quedó patente por los ayuntamientos, que incrementaron sus delegaciones sensiblemente en el organismo, y por los ciudadanos, que así lo manifestaron en las diferentes encuestas de satisfacción realizadas durante aquellos años, gracias a los nuevos canales de atención y de servicio implantados tanto presenciales en oficinas como en los diferentes y nuevos dispositivos digitales y tecnológicos, pioneros en España con sistema Cl@ve o el Chat, la nueva web responsive donde se puede hacer cualquier trámite desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo móvil, que entrando en 2020 se superaron los tres millones de accesos por los ciudadanos, o la App de Transparencia SUMAProveedores.

El impulso de la administración electrónica, la automatización de procesos y la transformación digital del organismo con la exploración, formación del equipo, testeo y proyectos piloto, en su Sandbox y Lab Tecnológico SumaInnova, de tecnologías disruptivas como la Inteligencia Artificial, el Big Data, el Cloud, la Ciberseguridado o el Blockchain, así como la implementación de metodologías ágiles e innovadoras como el Design Thinking o el CANVAS en una administración pública, durante la etapa del exdirector Bonilla ha sido reconocida con diferentes galardones y por entidades de prestigio como: la asociación internacional tecnológica IEEE; el premio Importante de Información; el Alfil del Sector Terciario Avanzado o el de Economía 3; así como la Revista Ejecutivos que reconoció a Manuel Bonilla por su gestión en Suma como «Ejecutivo 2018» en el sector público o el galardón del Consejo Social de la Universidad de Alicante por la gestión de personas y empleabilidad.

El ejecutivo también transformó el organigrama de Suma para ser más transversal, plano y ágil. Fomentó el intraemprendimiento y el trabajo en equipo con los «Desayunos de Innovación», donde equipos multidisciplinares formados por empleados del Organismo proponían ideas y proyectos innovadores bajo la metodología «Elevator Pitch».

Más alianzas
Durante esos cuatro años se potenció sus relaciones y presencia nacional e internacional de Suma; por un lado, con sus think tanks, foros y congresos de innovación junto a instituciones como Fundeun, la EUIPO y BAES, donde participaron mas de diez universidades e instituciones españolas, o el Círculo de Economía con la participación en el Congreso nacional CEDE y Fexdir.

Y por otro lado, con la renovación e impulso de nuevos convenios y colaboraciones con otras administraciones públicas como la Dirección General de Tics del Ministerio de Hacienda, Red.es, Alastria, el Catastro y otros organismos tributarios como el Cabildo de Gran Canaria, el de la provincia de Albacete o el Ayuntamiento de Majadahonda entre otros; así como con los convenios con la Universidad de Alicante, la Miguel Hernández del Elche o la de Murcia y con más de diez entidades bancarias.

Además, en la etapa de Bonilla se impulsó la responsabilidad social, se creó el Voluntariado Suma con acciones de apoyo a causas como la pobreza, el apoyo a personas con discapacidad, la lucha contra el cáncer y otras enfermedades, se puso en marcha el I Plan de Igualdad, se realizaron foros de talento femenino con AEPA, así como la eliminación del papel, videotutoriales en lenguaje de signos y, en 2019, Naciones Unidas reconoció a Suma Gestión Tributaria por incorporar y cumplir en su gestión los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Nuevos retos profesionales
Con más de 20 años de experiencia profesional en diversos sectores y puestos directivos o consejero, como en el bancario, el tecnológico o la consultoría, el ejecutivo, que es licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad CEU San Pablo, con MBA Executive por Fundesem y diversos posgrados en transformación digital, dirección comercial y estratégica como ESADE y MIT (Massachusetts Institute of Technology) entre otros, recientemente ha publicado artículos y papers sobre transformación digital e innovación en

La Administración de Justicia o de la banca española y, actualmente, además de mentor, conferenciante y docente en universidades y escuelas de negocio, investiga y desarrolla su tesis doctoral en el área de organización de empresa y salud.

Es conocida su labor altruista en la lucha contra el cáncer o la ELA, entre otras enfermedades, y, de nuevo, en el sector privado ha sido fichado para sumarse, como directivo, al reto de la expansión internacional de un grupo empresarial referente en el sector de la salud.

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: