La reforma laboral de Díaz olvida a los funcionarios, con una temporalidad un 64% mayor que en el sector privado

Comparte este post

No cabe duda de que la reforma laboral aprobada por el Gobierno ha logrado cambiar de manera estructural el modelo de contratación en España. Los contratos indefinidos son cada vez más la primera opción para formalizar la relación laboral entre empresas y trabajadores, mientras que la temporalidad se encuadra cada vez más en los sectores estacionales, y al amparo de la figura del contrato fijo discontinuo . Sin embargo, la reforma del mercado laboral que se ha sustanciado en una reforma de la temporalidad no está impactando de forma homogénea sobre todas las ramas de actividad. Quizás, el aspecto más llamativo sea la diferencia que hay entre las tasas de temporalidad del sector público y el sector privado. Mientras que en las empresas esta proporción se ha reducido a prácticamente el 19%, en el sector público asciende al 32,3%. Se trata de casi el doble, un 64% más concretamente. Es evidente, en este sentido, que la reforma laboral capitaneada por Yolanda Díaz no está desplegando sus bondades entre los funcionarios de nuestro país. Código Desktop Imagen para móvil, amp y app Código móvil Código AMP 5780 Código APP Concretamente, la Encuesta de Población Activa publicada por el INE correspondiente al segundo trimestre del año, sitúa la tasa de temporalidad en el sector público en el 32,3% mientras que la del sector privado se sitúa en el 19,8%. Del mismo modo, la media de temporalidad se sitúa en el 22,3%. Sin embargo, concentrando el análisis en el dato que arrojan las Administraciones Públicas, de los más de 3,4 millones de trabajadores del sector público, más de 1,11 millones son interinos, es decir, temporales. En el periodo de aplicación de la reforma laboral estas cifras apenas varían: a cierre del primer trimestre del año se registraban 1,12 millones de empleados públicos temporales y una tasa del 32,5%, por lo que la aplicación de la nueva legislación laboral apenas ha logrado rebajar en dos décimas esta proporción en seis meses. La tendencia se mantiene Más allá, parece que el problema no tendrá una fácil solución. En primer lugar, muchos de estos contratos temporales de la Administración se asocian a actividades altamente marcadas por la estacionalidad: especialmente en el sector de educación, que sumó casi 24.000 parados en el pasado mes de julio y destruyó un total de 115.528 empleos. Noticia Relacionada ralentización estandar No El paro sube en 3.230 personas en el peor julio en 20 años Gonzalo D. Velarde La Seguridad Social suma 9.104 cotizantes en serie desestacionalizada frente a los 30.000 que aventuró en sus proyecciones del mes En este sentido, se observa cómo la proporción de afiliados con contratos indefinidos siguió creciendo en julio hasta alcanzar el 80% , 11 puntos más de lo que era habitual antes de la pandemia en la relación de contratos en el séptimo mes del año. Entre los 1,6 millones de contratos firmados solo en julio, un 41,44% son de carácter indefinido (685.992), lo que supone multiplicar por cuatro el nivel registrado en un mes similar previo a la pandemia. Los contratos de carácter temporal registrados en julio de 2022 se situaron en 969.523, lo que representa un 58,56% del total (-43% respecto a antes de la pandemia).

Quizás te interese...

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: