Hallan los restos de una mujer romana enterrada en una necrópolis de Granada abandonada 2.600 años antes

Comparte este post

La necrópolis megalítica de Panoría, ubicada en la Sierra Harana, en el pequeño pueblo de Darro, Granada, ha vuelto a saltar a la escena pública este martes casi siete años después de sus primeras excavaciones en 2015.

Los restos datados del siglo V d.c, época romana, de una mujer enterrada en esa misma zona son los protagonistas de un hallazgo sorprendente, sobre todo por el uso funerario de la zona cerca de 2.600 años después de ser abandonada.

El equipo de investigación de la Universidad de Granada que trabaja en la zona ha dado con un dato inesperado, la reutilización de esta necrópolis con los mismos fines que en el año 3.600 a.c., en época neolítica y cuando este tipo de monumentos era típico.

Según apuntan los investigadores, posteriormente y tras un largo periodo de inactividad funeraria, las sepulturas fueron de nuevo utilizadas en los siglos 25 y 21 a.C. durante cortos periodos temporales de no más de 100 años. Aproximadamente en torno a 2100 a.C. la necrópolis fue abandonada, aunque no olvidada.

«Durante el proceso de excavación se produjo un hallazgo sorprendente: en el exterior de la cámara funeraria de la que conocemos como sepultura 15 se registró una fosa en la que se depositaron cuidadosamente los restos de un cráneo y sobre él dos huesos largos, un húmero y una tibia», explica Gonzalo Aranda Jiménez, del departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada y autor principal de la investigación.

El porqué de esta reutilización es, con todo, una incógnita. Tal y como apunta Margarita Sánchez Romero, otra de las autoras del trabajo, sospechan que el entierro de esta mujer, de entre 18 y 25 años de edad, «en realidad, no fue una práctica funeraria propiamente dicha, sino un ritual que implicó la deposición de restos óseos ya esqueletizados y no de un individuo recién fallecido«.

Más allá de la composición y deposición de los restos, nada tienen que ver evidentemente con los usos que miles de años antes se le diera. A lo largo de todo este tiempo se ha descubierto que la necrópolis de Panoría consta de, al menos, 19 sepulturas, de ellas nueve han sido excavadas en los años 2015 y 2019.

Se trata de monumentos megalíticos formados por cámaras funerarias de forma trapezoidal a las que se accede por cortos pasillos. En su interior se han registrado hasta el momento numerosos restos antropológicos y ajuares funerarios. En concreto, se han estudiado más de 55000 restos que pertenecen a hombres, mujeres y niños.

Sin embargo, el hallazgo de estos nuevos restos suponen un antes y un después en la concepción de lugar, como señala la propia Sánchez Romero al respecto. «Lo que parece evidente es la importancia que Panoría debió tener como lugar sagrado, probablemente conectado con la historia y memoria de las comunidades locales que habitaron la cuenca de Guadix. La pervivencia de determinados lugares en la memoria colectiva nos invita a reflexionar sobre la variabilidad cultural humana y sus múltiples y complejas manifestaciones».

Quizás te interese...

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: