Hacer escuela, educar personas

Comparte este post

Hemos empezado el curso 2021-22 con enorme incertidumbre. Tras el tsunami motivado por la pandemia y sus medidas de prevención, llegó la aprobación, con un Congreso dividido por mitad, de la Lomloe y sus desarrollos. Tuvimos que comenzar el curso en una suerte de ‘impasse’ legal como consecuencia de la tardanza en la aprobación de la normativa.

Por ejemplificar el desconcierto que hemos venido encontrando, han tenido que pasar casi once meses desde la aprobación de la ‘ley Celaá’, para conocer si a finales del curso corriente se permitirá promocionar y titular con varias asignaturas suspensas o si se mantienen o desaparecen las pruebas extraordinarias al finalizar la ESO. Finalmente, el 16 de noviembre, el Gobierno aprobó el real decreto de… Ver Más

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: