Feijóo ultima un equipo con experiencia y que respetela diversidad territorial

Comparte este post

Intentar desentrañar los planes que tiene Alberto Núñez Feijóo en la cabeza sobre el equipo que está ultimando para su aterrizaje en Génova es misión complicada. «Nadie sabe nada», repiten estos días en el PP, donde crece la incertidumbre y sobre todo el nerviosismo en los grupos parlamentarios. Entre los colaboradores más cercanos al líder gallego se habla con naturalidad de su hermetismo. Creen que antes del domingo podrán conocerse los nombres principales que le acompañarán en esta nueva etapa del PP. «O no». Algo es algo, sin olvidar que el congreso se celebra el viernes y el sábado, y al menos el nombre del secretario general deberá figurar en la lista de 35 personas para la Ejecutiva que se votará junto a su candidatura.

En el Congreso, en el Senado y en las comunidades se hacen quinielas, a partir de hechos y mensajes objetivos. Uno de ellos es el valor que Feijóo da a la experiencia, otro es su pretensión de contar con todos los que aporten para lograr el objetivo principal, que es llegar al Gobierno, sin excluir a nadie. Y uno de los argumentos que tiene más peso es su apuesta por la defensa de la autonomía de los territorios, para que las injerencias de Génova en las decisiones de los PP regionales, tan habituales en el pasado reciente, queden suprimidas. Muchos creen que el cambio tendrá que hacerse visible con caras nuevas, aunque en el entorno de Feijóo comentan que no se excluirá a nadie por el hecho de formar parte de la etapa de Casado. Si aportan, seguirán.

Hay tres nombres que están en boca de todos estos días dentro del PP y que se relacionan con la secretaría general: Esteban González Pons, Cuca Gamarra y Fátima Báñez. Los populares se dividen a la hora de las apuestas. Feijóo ha contado con dos personas de confianza para esta etapa de transición: González Pons y Gamarra, y todos dan por hecho que tendrán un papel relevante en el nuevo PP. El primero, muy próximo a Feijóo, está teniendo un papel protagonista en el nuevo PP como presidente del Comité Organizador del Congreso. Fuentes populares creen que podría ser compatible su puesto de eurodiputado con el de secretario general si no quisiera renunciar a Bruselas. La segunda, como coordinadora general, podría saltar directamente al puesto de secretaria general y dejar libre la portavocía en el Congreso, un cambio que algunas fuentes populares ven natural.

Sobre Fátima Báñez hay dudas sobre el papel que pueda tener, aunque muchos ven complicado que quiera dejar el puesto de presidenta de la Fundación de la CEOE. Báñez fue la apuesta de Soraya Sáenz de Santamaría para ser su secretaria general, en las primarias del congreso de 2018. Algunos populares creen que puede ser un impedimento para que Feijóo cuente ahora con ella para ese mismo puesto. Pero todos reconocen que es un activo dentro del PP muy poco aprovechado.

Factor económico
Precisamente, el equipo de Feijóo anunció ayer la creación de una Oficina del Presidente del partido, que será externa a Génova, y que tendrá un componente económico importante. Se encargará de recoger las aportaciones que reciban de líderes de alto nivel de distintos ámbitos. Al frente de esa oficina estaría una persona con experiencia y solvencia, agenda y muchos contactos. El perfil encaja con exministros, y en concreto con Báñez, sin dejar su trabajo actual, aunque el entorno de Feijóo ni confirma ni desmiente: «Aún no está decidido». Feijóo ha reconocido que querría contar con exministros en su equipo. El problema es que no son diputados, y las ofertas que podría hacerles ahora mismo no son demasiado atractivas o cuantiosas.

En el Congreso, el puesto de portavoz tendrá un papel especial, ya que tendrá que medirse a Sánchez en los debates porque Feijóo no es diputado. En las quinielas aparecen varios nombres: el de Cuca Gamarra, si no ocupa un puesto relevante en Génova, junto a otras opciones como el veterano José Antonio Bermúdez de Castro, el andaluz Carlos Rojas, el gallego Jaime de Olano y el aragonés Mario Garcés.

Para el Senado, fuentes parlamentarias creen que Feijóo podría relevar a Javier Maroto para incidir en el mensaje de cambio. En la Cámara Alta hay acumulada mucha experiencia del PP, nombres que fueron apartados por el anterior equipo de mando, y que ahora podrían recobrar protagonismo, como Fernando Martínez Maíllo, Rafael Hernando, Carlos Floriano, Asier Antona y José Antonio Monago, además de los gallegos Pilar Rojo y José Manuel Barreiro.

En la dirección de Génova, hará falta experiencia y conocimiento interno del partido, sobre todo porque hay una docena de congresos regionales pendientes, alguno de ellos bastante complicados, y elecciones municipales y autonómicas en apenas un año. En algunos sectores del PP creen que Feijóo tendrá en cuenta las aportaciones que puedan hacer barones como Moreno, Ayuso y Mañueco, que podrían tener su cuota representativa. En el caso andaluz, tanto Báñez como Rojas tienen el aval de Moreno. Por Madrid, Alfonso Serrano, buen conocedor de Génova, podría tener un papel relevante. Muchos dan por hecho que Feijóo llevará a Génova a su secretario general en Galicia, Miguel Tellado.

«Ha caído en la primera trampa de Sánchez»
Dirigentes populares consultados por ABC creen que Alberto Núñez Feijóo «ha caído en la primera trampa» que le ha tendido Pedro Sánchez, después de que el presidente del Gobierno no cumpliera su compromiso, sellado en La Palma, de bajar los impuestos para hacer frente a la crisis. Las fuentes consultadas sostienen que el decreto anticrisis será una primera prueba para Feijóo, que tendrá «muy difícil» votar en contra de las medidas, aunque no esté incluida esa rebaja fiscal que se acordó en la conferencia de presidentes.

Quizás te interese...

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: