Estas son las frases que podrían haberle costado la cárcel a Rafael Amargo

Comparte este post

Hace poco más de un año, Rafael Amargo salía detenido de su casa por, presuntamente, organización criminal y tráfico de drogas. La investigación lo situaba en la cúspide de la organización y acabamos de saber que la Fiscalía pide para él nueve años de cárcel. Recordamos ahora todas aquellas afirmaciones que hizo después de aquella detención y que, si entonces fueron chocantes, ahora lo son más.

«En mi casa no se ha traficado: han venido traficantes»
Este tipo de excusas son un poco las del chiste del tipo al que van a dar un premio por ser el mejor conductor del año y, cuando le preguntan qué hará con el dinero, dice que sacarse el carné de conducir. A ver, Rafael, hijo. Si han ido a tu casa es porque te han pillao con el carrito del helao. Porque hay una investigación abierta desde hace tiempo y porque saben lo que se mueve allí dentro. Simple.

«Tú puedes ser prostituta y no ejercer en mi casa»
En línea con lo anterior, Rafael insistía en que en su casa no pasaba nada, solo que casualmente se metían allí traficantes, pero vamos, que igual iban a jugar al julepe. «Si eres prostituta y eres buena persona, tendré que quererte igual, ¿no?». Pues hombre, es que ni la comparación funciona ni el nivel del delito tampoco.

Apareció en la presentación de la Feria de San Isidro de 2018 con su entonces pareja.

Lagencia-Crush
«Fui a por algo y como soy consumidor iba a pesarlo»
Al parecer, uno de los objetos que encontraron en su casa fue una báscula de precisión, cuya aparición argumentó así el bailaor «para que no me engañaran». Pues nada, todos al mercado con nuestra báscula, oye.

«Me han seguido tantos meses porque no han encontrado nada»
Y añadía que si te encuentran algo te pillan al vuelo. Hombre, no. Las investigaciones suelen durar un tiempo, y sí, normalmente (también lo mencionó en su momento) suele haber un chivatazo previo. Todo esto funciona así. Pero lo normal es que, para que se persone en tu casa la policía para llevarte al calabozo, haya información sobrada que sustancie esa denuncia.

«Lo único que se vende en mi casa es alegría»
Pues sí. Entre las frases de Rafael Amargo para defender su inocencia también se coló esta. Si lo sacas de contexto, y teniendo en cuenta los efectos que causan ciertas drogas entre sus consumidores habituales, pues no sabemos tampoco si fue la más afortunada, no.

El bailaor, en el centro de la foto, en febrero de 2018, cuando recibió la Medalla de Oro de las Bellas Artes que se le entregó en Málaga.

Lagencia-Crush
«De mi casa nadie se va con más droga de la que llevó»
Y añade que el que la llevaba, se la metía. En fin, lo dicho: que intentas defender tu inocencia y poco a poco va quedando un cuadro de lo más reprobable. Moralmente. Que tampoco somos nadie para juzgar delitos: eso lo decidirá un juez.

Quizás te interese...

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: