El Servicio de Orientación Jurídica ha atendido 1.700 casos de víctimas del volcán de La Palma

Comparte este post

El servicio de asesoría jurídica gratuita para damnificados por la erupción del volcán, implantado por el Colegio de Abogados de Santa Cruz de la Palma, ha atendido 1.700 casos desde que el pasado octubre entró en funcionamiento, apenas unos días después del comienzo de la actividad volcánica en Cumbre Vieja.

El decano de Santa Cruz de la Palma, Juan Antonio Rodríguez, ha señalado que este servicio ha tenido «especial importancia» para las solicitudes de indemnizaciones al Consorcio de Compensación de Seguros sobre trámites de peritación, ya que «el Consorcio ha denegado muchas reclamaciones asegurando que los edificios solo han sido afectados parcialmente» y gracias a este servicio se ha podido demostrar mediante informes a las Fuerzas de Seguridad del Estado que »esto no es la realidad».

La titularidad de las fincas, y la dificultad para probarla en muchos casos, también ha dado origen a muchas consultas, ha recordado, porque se da el caso de que «en una misma parcela de suelo rústico hay tres edificaciones y se desestiman todas aquellas que se construyen más arriba de la primera unidad familiar de un mismo inmueble», ya que solo ésta acredita el título del dominio del terreno, una situación común que ha tenido que abordarse.

También se han atendido situaciones relacionadas con familia, guarda y custodia, modificaciones de medidas e incluso violencia de género, porque, como señala el decano, «el estar viviendo en un espacio más reducido que no reúne las condiciones para convivir ha aumentado este tipo de delitos».

Tras el fin de la erupción se siguen atendiendo casos. «Ahora estamos realizando orientación jurídica a grupos de afectados, por ejemplo a los desalojados de Puerto Naos, en temas de alquileres y cláusula rebus», ha detallado la diputada primera del Colegio de Abogados de Santa Cruz de la Palma, Dulce García. Ha señalado que en la actualidad están volcados en la ayuda frente a ERTES y en acuerdos con bancos para conseguir la suspensión de plazos en las hipotecas, así como en explicarle las principales novedades legislativas, así como las diferentes ordenanzas locales y parámetros de construcción de cada uno de los Ayuntamientos afectados.

El servicio de asistencia jurídica gratuita se ha prestado en los Llanos de Aridane y en la propia sede colegial de Santa Cruz de la Palma, y también de forma telefónica y telemática. Los decanos han asegurado ser conscientes de que, ante la alta demanda, habrá que reforzar el servicio.

El Colegio ofreció una formación específica para todos los abogados que se ofrecieron voluntarios para prestar el servicio.

Quizás te interese...

Un filón sin explotar

En agosto, Galicia se convierte en la versión termométrica de la sobada metáfora machadiana: una Galicia tirita y otra se abrasa; una abre el paraguas

A %d blogueros les gusta esto: