El Sepblac se confiesa

Comparte este post

Seis años después de la intervención del Banco Madrid, filial de la Banca Privada de Andorra (BPA), propiciada por una denuncia del Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac) que desembocó en la desaparición de la entidad, el mismo organismo acusador ha concluido que no se blanquearon fondos de origen ilícito. La infracción muy grave y las otras siete graves de las que el Sepblac culpó a la entidad en 2015, han quedado reducidas a la constatación de unas meras «carencias». El Sepblac incluso admite que la entidad tenía procedimientos «relevantes» en materia de evaluación y prevención de riesgos que incluían la comunicación con este órgano fiscalizador.

Estamos ante la confesión del Estado español de una de sus actuaciones más… Ver Más

Quizás te interese...

Ya bajará

El único consuelo de la inflación es que está a punto de tocar techo según el pronóstico de algunos expertos, aunque la historia de las

A %d blogueros les gusta esto: