El origen de la Esperanza de Triana está en el siglo XVIII

Comparte este post

«Ya no tenemos hipótesis, ya sabemos que el origen de la Esperanza de Triana está en el siglo XVIII». Así lo afirmó este viernes el hermano mayor, Sergio Sopeña, durante la rueda de prensa ofrecida para explicar los resultados de la restauración que ha acometido Pedro Manzano desde mediados del pasado mes de junio. Los estudios científicos, mediante análisis químicos y médicos, han certificado que existen restos de una policromía original en distintos puntos de la mascarilla, la cabeza y el cuerpo de la Virgen, y que según su composición están datados «desde finales del XVII hasta el siglo XVIII, más probablemente de este último», según el restaurador.

Más allá de la intervención de consolidación estructural sobre la imagen y la limpieza de la policromía, la restauración de Pedro Manzano ha incluido el primer estudio científico que se ha elaborado sobre esta enigmática talla del que existían numerosas hipótesis enfrentadas pero pocas certezas. Sopeña desveló que, desde hace 30 años, los hermanos mayores se han ido dando el testigo de unos sobres lacrados donde se encuentra la documentación elaborada por Luis Álvarez Duarte sobre la intervención que le hizo en 1989. Esa información se le ofreció a Pedro Manzano para que comenzase su trabajo y para encontrar aspectos muy relevantes desde los que partía el desaparecido imaginero para tomar de esta forma las muestras de la mascarilla y datarla.

Contaba este viernes el historiador de cabecera de la corporación, Ignacio Sánchez Rico, que no se sabe nada de las imágenes a las que la hermandad le rendía culto en los orígenes y que hay que esperar al siglo XVII para encontrar referencias documentales de una dolorosa. «En el XVIII, Félix González de León habla de la Esperanza de Triana como obra de Juan de Astorga, que era coetaneo suyo», señaló. Sin embargo, aquella imagen de la que hoy ya está certificada su datación en las postrimerías del Barroco, sufrió un incendio en 1898 que dejó marcas carbonizadas en la madera, tal y como se ha podido comprobar en la intervención, en la zona de la espalda. Entonces, la hermandad encargó la restauración Gumersindo Jiménez Astorga, sobrino nieto de Juan de Astorga, «que se encuentra una imagen muy quemada y, a resultas de eso, hay cambios evidentes en el rostro y una policromía mucho más clara de la que recordaban los hermanos en aquel momento». Sánchez Rico explicó que, al no ser del gusto de los devotos, la hermandad encargó a José Ordóñez en 1912 una nueva reforma de la talla. El escultor le aplicó «una especie de maquillaje, pero da la clave de la Esperanza de Triana que conocemos: una precursora del casticismo, con las cejas más pobladas, los párpados y un aspecto orientalizante con ese exotismo que vemos hoy».

La evolución de la Esperanza de Triana desde que se tiene constancia gráfica

ABC
Luego llegó la intervención de Castillo con motivo de la muestra mariana de 1929. «Suponemos que tendría problemas de ensamble por la cercanía con la anterior restauración». En su libro de notas, señalaba lacónicamente que el encargo consistía en «mascarilla y manos», por «500 pesetas». El prolijo imaginero cobraba entonces unas 3.000 por las vírgenes, por lo que lo que llevó a cabo fue una nueva policromía, que en 1989 fue retirada por Álvarez Duarte.

Sin embargo, aunque en la hermandad se pensaba que las manos sí eran de Castillo, los análisis de Pedro Manzano elaborados por el Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias ofrecen una nueva hipótesis: Lastrucci pudo utilizar las manos de otra imagen. No son las originales porque las muestras tomadas en el busto, que es al completo de pino, y que los restos de la policromía original hallados tras la oreja izquierda, junto a una lágrima del lado derecho del rostro y el cuello son del siglo XVIII. Las manos, sin embargo, son de cedro y, según el raspado en una de las palmas, aparecen capas de una policromía original entre el XVIII y primera mitad del XIX. Se aclara algo el gran enigma de una de las grandes devociones de Sevillla.

Quizás te interese...

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: