El Gran Poder decidirá este miércoles si cambia de día el traslado a Santa Teresa

Comparte este post

La hermandad del Gran Poder tomará este miércoles una decisión sobre su traslado previsto para la parroquia de Santa Teresa este sábado. Las lluvias que se anuncian para el todo el fin de semana son una clara amenaza para el traslado del Señor del Gran Poder desde la Candelaria hasta el último templo donde culminará la misión en Tres Barrios. La junta de gobierno, que se reunió en cabildo de oficiales este martes, buscará alternativas con el Cecop en una reunión que se celebrará hoy.

En el aire están las opciones de adelantar al viernes 29 o atrasar al 1 de noviembre, festivo nacional de Todos los Santos, este evento importante que busca mantener la visita programada a la parroquia del Cerro del Águila, donde el Señor quedará expuesto unas horas en esta popular parroquia.

La hermandad apurará hasta las últimas horas de este miércoles su decisión, en función de cómo avanzan los partes meteorológicos que a día de hoy anuncian lluvias en gran parte del puente.

El tiempo previsto
Para este fin de semana se espera la llegada de un frente frío que entraría por el noroeste y se iría desplazando hacia el sureste. Este frente se acerca debilitándose, aunque la formación de una borrasca sobre las Azores probablemente lo active, inestabilizando los cielos sevillanos. Cabe un segundo escenario, aunque es bastante menos probable, en el que el frente pierda su actividad al acercarse a tierras andaluzas siendo el pronóstico meteorológico muy diferente.

Con esta situación atmosférica, para la ciudad de Sevilla la mayor parte de los pronósticos apuntan a que a lo largo del viernes 29 la nubosidad irá en aumento esperándose precipitaciones a partir del mediodía o primeras horas de la tarde, con probabilidad de precipitaciones. El viento soplará del Suroeste, con intensidad moderada en las horas centrales del día disminuyendo a flojo después. Las temperaturas diurnas serán unos 4 grados más bajos que las actuales, mientras que las nocturnas apenas cambiarán, esperándose una mínima de 13 grados y una máxima de 24. Para el sábado 30 se esperan cielos nublados con precipitaciones persistentes y que pueden ser de intensidad moderada en incluso ocasionalmente fuerte. El viento será apreciable, soplando moderado del Suroeste. Las temperaturas diurnas bajarán un par de grados, mientras que las nocturnas subirán en la misma cuantía, esperándose una mínima de 16 grados y una máxima de 21 a 22 grados. Para el domingo 31 probablemente seguirán los cielos nublados con precipitaciones que pueden ser menos intensas y frecuentes que en la jornada anterior. El viento seguirá soplará moderado del Sur. Las temperaturas comenzarán a subir, unos 3 a 4 grados las diurnas y un poco menos las nocturnas.

Este pronóstico tiene dos riesgos de no cumplirse tal cual está descrito. Por un lado que el frente no se reactive y no lleguen precipitaciones o sean de menor cuantía y frecuencia, y por otro lado, que cualquier adelanto o atraso del frente modifique los momentos y días con mayor probabilidad de lluvia, por lo que es recomendable seguir las actualizaciones de las predicciones meteorológicas.

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: