El giro inesperado de ‘First Dates’ que provoca un tremendo ataque de risa de una soltera en su cita

Comparte este post

Natalia llevaba unos años escurridiza con los sentimientos. Buscando «a alguien con una buena red», ‘First Dates’ le ha organizado una cita con Josu, quien ha conseguido vencer su brutal timidez para buscar. La mesa estaba servida, el ambiente se prestaba al romanticismo y aparentemente los dos comensales tenían muchas cosas en común. Los dos solteros, de 50 años y, sobre todo, ambos naturales de Bilbao.

Pero en esta ocasión el programa de citas de Cuatro ha tenido un tropezón al lanzar las flechas de Cupido. «Dicen que las mujeres de Euskadi somos ásperas. Y no, simplemente nos dejamos llevar; vamos y venimos, y nos entretenemos por el camino. Me gusta tontear, como todo el mundo. Por eso llevo mariposeando 25 años», ha contado ella.

Su cita, en cambio, es más de paseos de la manita, cenas románticas y ‘Pretty Woman’ los viernes noche. Y es que aunque afirma que «los vascos y las vascas somos unas personas muy herméticas, pero en el momento que rompemos ese caparazón, ya es para toda la vida».

Natalia y Josu en su cita

Cuatro
Así que, con intercambiar dos frases Natalia ya se andaba preguntando qué hace ella con una pareja tan serie. Yo no madrugo a las 7 de la mañana los domingos para ir al monte… «Justo lo que no quiero, un señor», ha confesado detrás de cámara, para después suavizarle las cosas a él. «Busco un equilibrio entre alguien que me atraiga emocionalmente y físicamente. Tiene que haber chispa. Eso de ver una peli en el sofá, no. Sobre todo quiero divertirme con la persona con la que esté, desde que me levanto hasta que me acuesto. Soy muy intensa en el amor».

Dándose cuenta de que poco se asemeja él a su hombre ideal, ha empezado a sacar la artillería pesada. «Tengo mucho sentido del humor, aunque no lo parezca. Se hacer imitaciones de famosos», le ha contado a su cita. Sorprendentemente, su acompañante se ha partido de risa cuando él ha puesto en práctica sus dotes artísticas parodiando a ilustres como el Rey Emérito, Arévalo y al Chavo del 8.

Sacando todos los recursos para salvar esa primera cita e intentar conseguir una segunda, Josu lo ha empezado a dar todo, haciendo valer lo de ‘al amor por el humor’. El agua con misterio también ha hecho su parte. «Cuando ha empezado a relajarse y soltarse me he dado cuenta de que es otra persona. Me he empezado a plantear que al menos podíamos salir de aquí con una sonrisa», ha manifestado Natalia.

Sin embargo, a pesar de que las señales parecían indicar lo contrario, la cita ha acabado en unas sutiles calabazas. «Pasión, amor, atracción creo que no es posible. Ese equilibrio que necesito entre lo físico y lo emocional no lo he encontrado. Pero me quedo con la parte emocional, que nos hemos divertido».

Quizás te interese...

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: