El dudoso arte de jugar a no jugar

Comparte este post

El ruido del Etihad lo armó el Atlético, que desplegó de forma conmovedora lo más selecto de su repertorio. La cita era en campo inglés, pero se escuchó más en Mánchester a los de la camiseta rojiblanca. Una victoria indiscutible, quizás inesperada, de la bancada visitante, la que buscaba protagonismo… En la grada, claro. Porque lo del césped fue otra cosa. Ahí abajo, si se trataba de fútbol, nunca lo pareció. Y no estaba claro quién triunfaba, si el que tenía el balón o el que lo despreciaba.

Un equipo que jugaba a no jugar y otro que jugaba a hacerlo, pero no sabía cómo. ¿No querían choque de estilos?, pues toma dos tazas. Simeone, como desafiando a los ingleses… Ver Más

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: