El consejero de Hacienda insiste en unas elecciones andaluzas en el mes de junio

Comparte este post

Si se le pregunta a un consejero del Gobierno y del PP por la fecha de las autonómicas suele contestar con evasivas o con el tópico de que el presidente Moreno decide. El consejero de Hacienda, Juan Bravo, ha insistido en que, bajo su punto de vista como responsable del fisco andaluz, lo mejor es que las elecciones sean antes del parón del verano. Es decir, en junio ya que la ley electoral andaluza no permite convocar elecciones para que se realicen entre el 1 de julio y el 31 de agosto.

Bravo explicó su punto de vista en un acto en Córdoba explicando por adelantado que el adelanto electoral es una prerrogativa del presidente de la Junta. Sin embargo, sí aseguró que su criterio como consejero de Hacienda es que sean en junio con el objetivo de que no generen un problema en el calendario presupuestario.

El consejero de Hacienda, que acaba de ser designado como responsable económico de la dirección nacional del PP de Alberto Núñez Feijóo, aseguró que celebrar las elecciones en septiembre u octubre impediría, de facto, contar con una ley de presupuestos el 1 de enero de 2023. Andalucía ya cuenta con un presupuesto prorrogado.

Bravo aseguró que, en estos momentos, consejerías como Fomento están dedicadas a realizar reformas presupuestarias para hacer frente a las necesidades no previstas. «Tendríamos que estar dedicados a crear», dijo Bravo. Es lo que acaba de ocurrir para hacerle sitio al proyecto de Base Logística del Ejército de Tierra que ha obligado, según palabras de la consejera Marifrán Carazo, a «ingenería financiera».

Un segundo elemento para que las elecciones autonómicas sean en el mes de junio tiene que ver con las exigencias de gestión de los fondos europeos, que en estos momento «constituyen una prioridad» para la Administración.

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: