El Congreso niega su apoyo a Sánchez por su giro con el Sahara un día antes de que visite a Mohamed VI

Comparte este post

«Se arrodilla ante un dictador como es el Rey de Marruecos». Es una de las críticas que ha recibido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de sus socios de investidura este miércoles. Pertenece al portavoz de Compromís, Joan Baldoví, pero es el resumen del enorme malestar general con el «giro unilateral» de La Moncloa ante la posición histórica de neutralidad relativa al Sahara. El Congreso ha negado otra vez su apoyo a Sánchez sobre este asunto, pero esta vez coincide un día antes de que el presidente visite a

Mohamed VI
en Rabat.

El Pleno del Congreso ha debatido una proposición no de ley, registrada por Unidas Podemos, ERC y Bildu, crítica con la nueva relación de Sánchez con Marruecos, y que a juicio de estos tres grupos supone una «traición» y un «abandono» al pueblo saharaui. Como ha dicho la diputada del PP, Valentina Martínez, durante el debate: «Estamos debatiendo una PNL presentada por una parte del Gobierno contra otra parte del Gobierno». Y Martínez además ha añadido críticas al PSOE por la «falta de respeto, de transparencia y de profesionalidad» tras la carta enviada a Rabat; lo que considera que son «las señas de identidad de este Gobierno». 

El portavoz del PSOE en la Cámara, Héctor Gómez, dijo ayer que están de acuerdo con la parte final del texto que se ha debatido, porque no hace referencia a un volantazo, y que como es dicho apartado el que se vota, si no hay cambios en la redacción final, lo apoyarían (Aunque en la exposición de motivos se censure ese «giro unilateral»). Pero el PNV intenta ahora con una enmienda que no se «vayan de rositas». Tienen hasta mañana por la mañana, cuando se votará esta proposición.

Gerardo Pisarello, en representación de Unidas Podemos, ha advertido este miércoles al PSOE de que gracias a este texto tiene «una oportunidad de rectificar y volver a la postura histórica de neutralidad» y de defender el derecho a la libre determinación del pueblo saharaui. Sánchez admitió una mayor autonomía de Marruecos sobre el Sahara en una carta enviada a Mohamed VI, el pasado 14 de marzo. Una decisión que no comunicó ni al líder de la oposición, ni al Congreso ni a sus socios de investidura.

«Se han saltado 74 resoluciones de la ONU, han dejado en mal papel a las Naciones Unidas y han vulnerado el derecho a la autodeterminación a cualquier precio», ha criticado con fuerza Marta Rosique, diputada de ERC. Desde Bildu, Jon Iñarritu tildó la carta de Sánchez de «error», «injusticia para el Sahara» y una «auténtica chapuza». Iñarritu de hecho criticó que los socialistas defiendan que su «giro unilateral» sea «una postura de estado» que no ha variado, porque ni la oposición ni los socios de investidura están de acuerdo: «Acudirá mañana defendiendo una postura que no es la defendida en la Cámara».

La enmienda del PNV
Unidas Podemos, Bildu y ERC comunicarán mañana si aceptan la enmienda del PNV, según ha expresado Pisarello al final del debate. Si se apoyan estos cambios, el PSOE votará en contra de la proposición. Dado que la parte final del texto no incomoda a los socialistas, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha planteado las modificaciones para dejar claro en dicho apartado el «giro radical y unilateral» del Gobierno y la apuesta del Congreso por la libre autodeterminación de los saharauis.

«Tal y como está presentada la proposición, lo que van a conseguir es una unanimidad a favor en esta Cámara y no vamos a aclarar nada; vamos a seguir en esa bruma y el Gobierno y otros grupos van a seguir cómodos», explicó Esteban. «Hay que reconocer explícitamente el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui, si sobre esto no decimos nada, el Gobierno va pasar de rositas, y el PP, que no sabemos si se quejaba por el fondo o por las formas, va a decir: ‘pues sí, claro que sí apoyamos’, pero no se va a mojar y no sabemos qué es lo que piensa…». 

Quizás te interese...

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: