El Ayuntamiento de Cabra adjudica la obra de reforma de la plaza de España y su entorno

Comparte este post

La empresa Pavimentaciones Morales SL será la encargada de ejecutar una de las obras más importantes del actual mandato en Cabra (Córdoba), quizás junto con el aparcamiento en superficie de la calle Julio Romero de Torres, que también ha empezado ya. El alcalde egabrense, Fernando Priego, ha firmado este martes la adjudicación de la obra, financiada por los fondos europeos Edusi, por un importe de 665.000 euros. Unos trabajos que no comenzarán hasta bien pasada la Semana Santa y durarán unos ocho meses (hasta final de año).

Este procedimiento se tuvo que volver a reanudar tras la impugnación del pliego de condiciones. Así, una vez subsanado un error, ha vuelto a ponerse en marcha y adjudicarse para llevar a cabo el proyecto del arquitecto egabrense Raúl Aguilar. El objetivo pasa por remodelar el entorno urbano resultante de la intervención de finales de 1990, y una vez concluida la remodelación de la fachada de la Casa Consistorial.

En esta ocasión, la actuación pretende crear unidad en dicho «espacio de referencia» que a su vez, y desde el punto de vista arquitectónico, se presenta como una de las zonas urbanas más complejas de la ciudad debido a su geometría irregular, la confluencia de varias calles, la ocupación del centro de la plaza por el propio edificio del Ayuntamiento y la fragmentación de espacios desde la década de 1970.

La mejora de la permeabilidad
Se buscará la mejora de la permeabilidad, la movilidad y el acceso para los peatones al entorno, la recuperación patrimonial del espacio, la escenificación de los avatares históricos (antiguos edificios como el convento de San Martín) en el entorno así como la implantación de los elementos de relación.

La iniciativa prevé mantener también la trama reticular existente al igual que los colores que constituyen el entorno, teniendo en cuenta que la obra será continuación de la actuación llevada a cabo años atrás en el tramo de la avenida José Solís.

El pavimento recogerá la plasmación de los distintos edificios que mayor presencia han tenido en el espacio; es más, se ha previsto la representación de la manzana que ocupaba el convento en el espacio. Además, la huella de la iglesia y del antiguo edificio consistorial se construirá en granito de color rosa.

Por otra parte, la incorporación de arbolado y jardines así como de hasta cuatro fuentes: la primera, recupera la instalada en la calle Juan Valera; la segunda, asociada al monolito de la Inmaculada Concepción existente en la parte trasera de la plaza; la tercera se asemejará a la existente junto a la casa natal de Juan Valera y, finalmente, será embutida en el pavimento con chorros que partirán desde el propio suelo.

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: