El autor del atropello mortal de Moncloa iba con dos jóvenes más y tiene antecedentes por drogas

Comparte este post

Dos días después de ser detenido el propietario del Citroën C2 negro que atropelló mortalmente a Claudia, de solo 20 años, a las puertas de su casa en Moncloa, la Policía Municipal trata de dar con el paradero de un joven, de nacionalidad rumana y diversos antecedentes por drogas, al que el propio arrestado habría acusado de prestarle su vehículo la noche de los hechos. Con cautela, los investigadores dan credibilidad al testimonio del dueño, debido, entre otras cuestiones, a la falta de heridas o cortes que pongan de manifiesto su presencia en un impacto de estas características. Ayer, el juez lo dejó en libertad.

Los agentes buscan ahora al individuo señalado, que en el momento de la embestida habría estado acompañado de otros dos jóvenes, a los que se está intentando identificar. El principal sospechoso, afincado a unos 150 metros del dueño del turismo, ambos en el barrio de Entrevías (distrito de Puente de Vallecas), podría haber huido de Madrid, según creen los investigadores. E, incluso, haber regresado a su país natal; una hipótesis más complicada por el corto margen de tiempo transcurrido desde la muerte de la estudiante canaria.

Pese a que el vehículo aún tenía sangre en el capó cuando fue hallado, además del lado izquierdo abollado y el faro y cristal del conductor rotos, la Policía Municipal no ha encontrado nada reseñable en el interior (que indiquen qué hacían esa noche, por ejemplo si fueron a robar o vender algo) que posibilite la filiación de los ocupantes. Se está a la espera del informe pericial de hematología por si los citados restos pudieran coincidir con los de alguno de ellos.

Distancia entre puntos
En otro orden de cosas, los miembros de la Unidad de Policía Judicial de Tráfico, al frente del caso, buscan también esclarecer el motivo por el que los tres jóvenes circulaban de madrugada a gran velocidad por una zona residencial alejada de sus casas. Cabe recordar que la embestida sucedió a la altura del número 23 del paseo Juan XXII, en el barrio de Moncloa; mientras que el coche fue encontrado en la esquina de la Ronda del Sur con la calle de Ibor y la de Montánchez, junto al parque de Entrevías. Un inesperado trayecto de 15 kilómetros que truncó la vida de Claudia de la peor forma posible.

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: