Desconcierto en los negocios de Madrid: «El decreto es un lío»

Comparte este post

Esta mañana amanecían las calles del centro de la capital como un miércoles cualquiera de verano: las tórridas temperaturas de agosto comenzaban a subir para azotar las horas puntas del día, otra jornada más. Sin embargo, para las tiendas, empresas o centros comerciales esta fecha constataba un importante punto de inflexión en la normativa de sus temperaturas: hoy, el Gobierno de Pedro Sánchez ponía en marcha el Plan de Ahorro Energético , que impone entre otras medidas, tanto al sector público como al privado, establecer como mínimo una temperatura de 25 grados para los aires acondicionados en el interior de los locales durante los meses de verano, así como una temperatura máxima de 19 en invierno para la calefacción. «Pusieron el mínimo en 27º, pero ahora lo han bajado a 25º, ¿no? Fuera hace un montón de calor, es un poco lío…». Un dependiente de un negocio de moda en la madrileña calle de Serrano se quejaba de esta manera de la confusión que las medidas impuestas por el Gobierno central ha generado. El sector de la moda es uno de los más afectados por este plan de ahorro, pues parte de su actividad comercial está sujeta a las sensaciones del cliente cuando pasa por el establecimiento: «Nos tiramos toda la ola de calor con el aire acondicionado roto y los clientes se quejaban de las temperaturas, o directamente les daba pereza probarse la ropa. La correcta aclimatación es clave para este sector», relataba esta mañana una trabajadora de otro pequeño negocio de la zona. Y pese a la entrada en vigor del decreto Ley, las temperaturas en este tipo de tiendas prácticamente se mantuvieron ayer como siempre : «Es un horror, con el calor la gente no se cambia a gusto y los clientes están incómodos», se quejaba otra trabajadora. Ya sea por la ineficacia del mensaje de Sánchez o por la fuerte negativa del Gobierno regional a reconocer su utilidad –de hecho, el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso es el único entre todas las comunidades autónomas que recurrirá la norma el Tribunal Constitucional–, los minoristas del textil apenas han tocado sus aires acondicionados . Tampoco se ha visto ningún tipo de cartel informativo en los exteriores de los establecimientos y las puertas de los locales se han encontrado en su mayoría abiertas de par en par , precisamente lo contrario que indica el Plan de Ahorro: «Un comercio con la puerta cerrada no invita a entrar», reivindicaba otra de las trabajadoras. Pese a lo que cabe esperar en un primer día de aplicación de una nueva normativa, no se ha visto ningún tipo de inspección para que estas medidas se estuvieran cumpliendo adecuadamente. «Yo estoy a favor de que se tomen medidas para el ahorro energético, pero creo que tienen que ir dirigidas a cada tipo de negocio», argumentaba otra dependienta. De esta manera ha opinado también Mar de Miguel, vicepresidenta ejecutiva de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM): «Consideramos acelerado y precipitado este plan de medidas, ya que no ha distinguido las diferentes casuísticas a la hora de aplicarlo a las diferentes actividades económicas y en diferentes territorios», dijo. En los negocios de alimentación , como algunos pequeños supermercados, se han mantenido este mediodía unas temperaturas algo más altas y adecuadas a las medidas del plan, al igual que las puertas cerradas —algo que suele ser habitual de estos locales aun sin las medidas aplicadas—. Sin embargo, en el caso de los mercados, estos se encuentran exentos de las medidas hasta el día 30 de septiembre, al considerarse un «trabajo de mediana intensidad». Aún así, en el mercado de La Paz, por ejemplo, la temperatura esta mañana rondaba los 27º, dentro de lo estipulado, aunque van a «pedir a la Comunidad que se pueda ajustar la temperatura a los 25º, para la correcta conservación de hielos o pescaderías», informaba el gerente del mercado Guillermo Delcampo. Asimismo, se van a instalar pantallas digitales informativas para especificar las nuevas temperaturas. El ocio, también afectado Las nuevas medidas también afectan al ocio, entre los que se encuentran las salas de cine o teatros . «Por ahora no ha hay ningún problema porque en el hall no ha cambiado mucho, la cosa es dentro de las salas y esperar a que alguien se queje», indicaba a ABC el encargado de los cines Renoir de Princesa. Tanto la temperatura de las salas , que no sube de los 27 grados, como los carteles informativos, una de los puntos de obligado cumplimiento señalado en el BOE, se siguen a rajatabla en este espacio. Willem, por su parte, ha decidido mantener las puertas de su bar abiertas. «Para tener el aire a 27 grados, mejor no lo enciendo», explicaba el encargado del café-bar Eslava. El calor de las máquinas dentro del local, en el que ya los clientes deciden permanecer en la terraza, no compensa con tener el aire al máximo exigido por el Gobierno. Además, los altos costes de la luz obligan al hostelero a tener el ventilador encendido dentro de su local. Noticias Relacionadas estandar No La Comunidad de Madrid insiste: estos son los diez puntos del plan energético que considera inconstitucionales ABC estandar No Madrid no apagará la sede del ayuntamiento por ser un bien de interés cultural EP Lo mismo explica Paloma de Marco, presidenta de la Asociación de Comerciantes e Industriales de Sol, Preciados, Carmen, Arenal y Adyacentes. El elevado precio de la luz ha obligado también a los comercios del centro de Madrid a prescindir de la luz de los escaparates y el aire a temperaturas bajas. «Estamos sufriendo mucho y no estamos para gastar ni en luz de escaparates ni en aire acondicionado», indica. Malestar en toda España Los comerciantes madrileños no son los únicos descontentos con el plan de ahorro energético del Gobierno, el malestar se extiende a todo el territorio nacional. Este ‘primer día’ no lo es para los comerciantes y hosteleros de Castilla y León ya que llegó hace más tiempo de lo dictado por el Ejecutivo de Sánchez. Los pequeños comercios de la región no han notado mucho el cambio. Muchos propietarios de estos pequeños establecimientos, en su mayoría familiares, llevan tomando sus propias medidas para ahorrar desde hace semanas, según ha recogido Ical. El esfuerzo para ahorrar que deben hacer los locales es el mismo que realizan a diario las familias ya que el tamaño de sus negocios nada tiene que ver con las grandes empresas que, con otros márgenes, puedan tomar una actitud totalmente diferente. Los comerciantes, autónomos en su vasta mayoría, pagan sus facturas teniendo en cuenta siempre la posibilidad de ahorrar en cualquier aspecto posible, como en la energía debido a su elevado precio. Estos mismos trabajadores opinan que el factor de la temperatura incluido en el Real-Decreto es «incoherente» ya que no tiene en cuenta las necesidades de determinados negocios o el bienestar de clientela y empleados, como adelanta Ical. Los establecimientos castellanoleoneses, en su mayoría familiares, llevan tomando sus propias medidas para ahorrar desde hace semanas En Andalucía no hay un criterio unificado a la hora de aplicar el decreto de ahorro energético que ha entrado en vigor esta madrugada y que obliga a apagar las luces de los escaparates a partir de las diez de la noche. Los monumentos no entran dentro de esta categoría, aunque algunos sí lo harán. En Málaga estarán apagados a partir de la hora indicada los edificios municipales que son sede administrativa, como establece el decreto. Los monumentos permanecerán encendidos. Lo mismo ocurrirá con el Ayuntamiento, que es Bien de Interés Cultural (BIC) y mantendrá encendida su iluminación 100% LED; hay que recordar que cada noche se ilumina con los colores de la bandera de Ucrania así como aquellos otros colores alusivos a días internacionales que se conmemoran. Por tanto Alcazaba, Gibralfaro y Catedral permanecerán encendidas, informa J. J. Madueño. Toni Garrido, encargado del Puerto de Huelva, que gestiona el Monumento a Colón, explica que aunque no les afecta la nueva normativa del Ministerio de Transición Ecológica, « vamos a tener el ‘gesto’ de apagar la iluminación a las dos de la madrugada, no como se hacía hasta ahora que se dejaba encendido hasta el amanecer». Desde el Ayuntamiento de Huelva -informa Ángeles Barea-, afirman que no les afecta a los monumentos y que, de todas formas, las luminarias se cambiaron a luces LED lo que ya supone un ahorro energético. Controlan el Muelle del Tinto, fachada del propio ayuntamiento y Gran Teatro. «Acatamos el Decreto pero no vamos a poner cierres en las puertas; vamos a seguir con la normalidad, con la coherencia» Tomás Palencia Asociación de Hostelería de Toledo Desde la otra Castilla también llegan quejas por el decreto. Tomás Palencia, presidente de la Asociación de Hostelería de Toledo afirma que: «Acatamos el Decreto pero no vamos a poner cierres en las puertas; vamos a seguir con la normalidad, con la coherencia. Se vuelven a meter con el comercio, con las pymes, cuando lo que tendrían que hacer es una campaña muchísimo más fuerte en los hogares concienciando a la gente de que hay que ahorrar de alguna forma». Otro comerciante, también de Toledo, que prefiere guardar el anonimato señala: «Éramos pocos y parió la abuela. Ya están las cosas muy complicadas como para que ahora nos manden esto. Tanto prohibir continuamente no lo veo normal porque somos nosotros los que sabemos qué tenemos que hacer para ahorrar». El desconocimiento de las necesidades de los pequeños comercios por parte de las autoridades centrales es también generalizado, según informa María José Muñoz. En la Comunidad Valenciana, el Ayuntamiento de Alicante ha acatado las medidas establecidas por el Gobierno apagando la iluminación del Castillo de Santa Bárbara ya dos horas antes de la entrada en vigor, a las diez de la noche del martes, si bien ha advertido de que primará «la seguridad» de los transeúntes y mantendrá con luz los monumentos de la ciudad cuando lo considere recomendable. Primará «la seguridad» de los transeúntes y mantendrá con luz los monumentos de la ciudad cuando lo considere recomendable Ayuntamiento de Alicante Entre el comercio y la hostelería de la Comunidad Valenciana, las impresiones de las primeras horas son de rechazo por el temor a una menor afluencia de clientes debido a la «incomodidad» de mantener el aire acondicionado a más temperatura. Además, consideran fundamental poder tener los escaparates perfectamente iluminados. Desde el ámbito político, el PP ha reclamado ayudas del Ejecutivo de Pedro Sánchez para que los autónomos y las empresas afectados puedan asumir las obras y reformas necesarias para acondicionar sus instalaciones a estas nuevas exigencias. Como en el resto del país, la puesta en marcha de las medidas del plan de ahorro energético del Gobierno se ha recibido con diversidad de opiniones en Barcelona. La posición más crítica con el Ejecutivo de Pedro Sánchez se ha escuchado desde la Cámara de Comercio, que ha criticado la medida por precipitada y sin consensuarla, antes, con los sectores afectados. Aunque ha defendido que necesario fomentar el ahorro energético. La Cámara de Comercio de Barcelona ha lamentado, en un comunicado, que las empresas no han tenido “tiempo material” para implementar algunas medidas, como la que fija el aislamiento de algunas zonas de los locales comerciales. La organización también ha puesto el acento en las “dudas” y la “inseguridad jurídica” que se deriva de la normativa. Por su parte, algunos viajeros que han utilizado este miércoles la estación de trenes de Sants y el aeropuerto de Barcelona han indicado que han notado más calor de lo habitual. La temperatura ambiental en estas dos infraestructuras se fijó en más de 27 grados, según informa Ep. Para algunos, demasiado calor; para otros, una temperatura correcta.

Quizás te interese...

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: