Cómo ahorrar hasta un 20% en gasolina con la moto

Comparte este post

Con un precio medio de más de 1,7 euros el litro de gasolina, incluso acercándose a los 2 euros en algunas gasolineras y de más 1,6 el del diésel, llenar el depósito se está convirtiendo en un lujo para muchos. De hecho, a la crisis general provocada por la pandemia y la disminución de la producción de barriles de petróleo de los países de la OPEP hay que añadir ahora el reciente conflicto en Ucrania, por lo que se espera que estos sigan subiendo.

Y, a veces, el desconocimiento o la manera de conducir hace que gastemos más gasolina de la debida, y es que, por ejemplo, conducir de manera eficiente puede hacernos ahorrar hasta un 20%. Por ello, los expertos de AMV han recopilado una serie de recomendaciones para ahorrar en el consumo de combustible y para que este nos salga más barato:

1. Conducción: La manera de conducir es un factor fundamental a la hora de ahorrar combustible, en muchas ocasiones derrochamos gasolina sin darnos cuenta, por ello, es muy importante tener en cuenta que hay que evitar dar gas al arrancar y más aún, en frío, es preferible accionar el embrague. De esta manera lograremos que el motor gire más libre y nos exija menos consumo.

Debemos usar marchas largas siempre que se pueda, evitando las marchas cortas, ya que estas implican muchas más revoluciones en el motor y, por tanto, un consumo más elevado. Es imprescindible n
o dar frenazos bruscos, lo ideal es ir frenando, siempre que sea posible, bajando de marcha. Además de alargar la vida de los frenos, al no dar gas, el sistema de inyección cortará el suministro de gasolina y consumirá menos.

Tampoco dar acelerones innecesarios. Cada vez que aceleremos deberemos hacerlo suavemente y no estirar demasiado la primera marcha, es mejor subir a segunda de forma rápida para posteriormente subir de manera progresiva, las aceleraciones deben de ser de forma gradual. Nunca deberemos acelerar mientras estamos parados en un semáforo o un stop. Además de apagar el motor en los semáforos siempre que vayamos a estar parados más de 40 segundos.

2. Aerodinámica: Cuanta más resistencia al viento ofrezcamos, mayor será el consumo de combustible, por lo que adoptar una posición aerodinámica en la moto es una buena manera de ahorrar, en carretera lo ideal será que aproximemos la cabeza, el torso y las piernas al depósito, metamos los codos hacia dentro y agarremos con firmeza el manillar para tener un mayor control del tren delantero. Además, siempre deberemos utilizar un equipamiento adecuado, para que en la medida de lo posible no opongamos mucha resistencia al viento. Por ello hay que evitar utilizar ropa muy voluminosa o suelta, lo recomendable es llevar una buena cazadora ajustada, que además de ayudarnos a ahorrar combustible nos protegerá en caso de caída

3. Cuida el equipaje: También en relación con el punto anterior, si no vamos a viajar, lo mejor es que desmontemos el baúl trasero, las maletas laterales o la bolsa del depósito, ya que además de no ser aerodinámicas también supondrán un peso extra innecesario. En caso de viaje es muy importante hacernos una lista con el equipaje imprescindible, de esta manera no meteremos ropa en exceso por no haberlo previsto antes.

4. Escoger carreteras en buen estado y planificar el viaje: Una carretera en mal estado afecta a la fluidez del tráfico. Si, además, hay que evitar baches, grietas o los socavones, es más probable que tengamos que reducir la velocidad, lo que supone más tiempo y dinero en la carretera. Además, pueden dañarse las llantas, los neumáticos o la suspensión. Por otro lado, si planificamos bien el viaje nos permitirá también ahorrar en combustible, ya que llegaremos de manera más rápida y segura, cada diez minutos que aumentemos el trayecto puede suponer un aumento de hasta un 15% de consumo de combustible.

5. Repostaje: Hay una serie de trucos a la hora de repostar que nos pueden hacer ahorrar. El primero es tener en cuenta el día que lo vamos a hacer, normalmente el lunes es el mejor día y por supuesto, siempre unos días antes de los puentes e inicio de vacaciones. Echar gasolina por la mañana temprano, que es cuando la temperatura es más baja, ya que, cuanto más fría esté la gasolina más densidad tendrá, al irse calentando con el paso del día esta se irá expandiendo aumentando su volumen y por lo tanto, habrá menos líquido en un litro.

Al repostar, no apretar al máximo la palanca de la gasolina, ya que, cuanto más rápido salga mayor será el porcentaje de ella que se convierta en vapor. No hay que esperar a estar en reserva para echar gasolina, ya que, cuanta menos tengamos en el depósito mayor será su evaporación al estar más expuesta al calor del sol y del propio motor. Y, finalmente,
utiliza apps para ver que gasolineras son las más baratas, pero siempre cercanas a nuestra casa o al recorrido que vayamos a hacer, no merece la pena que nos desviemos muchos kilómetros para luego ahorrar solo unos céntimos.

6. Puesta a punto de la moto: Según los expertos de AMV un mal mantenimiento y una deficiente puesta a punto de la moto puede aumentar el gasto en combustible en un 40%. Para ello, los neumáticos son clave para minimizar el gasto en combustible. Si la presión no es la adecuada o tienen algún defecto, la moto tendrá que hacer más esfuerzos para funcionar, lo que supondrá más consumo. También es importante mantener el filtro en buenas condiciones. Un filtro del aire sucio o en mal estado, provocará que el aire no fluya de la manera correcta y se ‘quemará’ más gasolina de la necesaria.

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: