Cómo acabar con la rivalidad entre hermanos

Comparte este post

Admitámoslo, por muy bien que jueguen los niños en un momento dado, al minuto siguiente puede haber lágrimas, insultos e incluso peleas. Si tienes más de un hijo sabes que la rivalidad entre hermanos es inevitable. Pero, aunque las peleas son algo habitual en las familias, pueden ser difíciles de gestionar si los padres no tienen las herramientas adecuadas.

Las peleas entre hermanos, suelen dejar a las madres y a los padres exhaustos y agotados por las discusiones y las broncas, preguntándose por qué sus hijos se pelean tanto. Según Nanas & Co hay una serie de consejos para que las familias y sus cuidadores puedan contener las riñas entre hermanos.

1. Se necesitan dos para pelearse. Rara vez los padres son testigos de los acontecimientos que conducen a la pelea. En lugar de jugar al juego de la culpa, hay que centrarse en el papel de cada niño en la situación.

2. Escucha. Durante una pelea, la mayoría de los niños están frustrados y emocionados. Los padres deben escuchar a sus hijos y respetar sus sentimientos. Aunque sus emociones no son una excusa para un comportamiento negativo o agresivo, los niños estarán más dispuestos a cooperar si se sienten escuchados. Si tu hijo empieza a pegar, reitera que la violencia no se tolera y no es aceptable. Es importante explicarles a los niños que usar sus palabras es la única manera de resolver un problema.

3. Da a los niños herramientas para la resolución de problemas. Para evitar futuras disputas, es importante aprovechar los conflictos para proporcionar a los hijos herramientas para resolver futuros problemas. Demuéstrales cómo podrían comprometerse, compartir o abordar una situación similar de una manera más positiva y adecuada.

4. Haz que los castigos sean privados. Si una riña entre hermanos da lugar a la necesidad de un castigo, hay que evitar hacer pública la conversación. Esto puede avergonzar al niño delante de sus hermanos, creando una mayor animosidad entre ellos. Es el momento de dar una lección, no de hacer un anuncio.

5. Haz una reunión familiar. Reunir a la familia y hablar para que todos tengan la oportunidad de decir lo que quieran. También es una oportunidad para establecer reglas de la casa que los miembros de la familia puedan acordar seguir. Pueden colgar estas normas en un espacio público, como la cocina, para recordar a todos su compromiso de ser una familia feliz y sana.

6. Planifica momentos divertidos en familia. Las cenas familiares, los juegos de mesa, el tiempo en el parque y las actividades son una forma estupenda de que los niños establezcan vínculos y compartan recuerdos positivos juntos. Estos momentos dan a los niños menos incentivos para pelearse entre ellos y les dan la oportunidad de pasar más tiempo en familia. Si necesitas ayuda, una nanny cualificada puede apoyarte a gestionar el tiempo juntos.

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: