Cien profesores podrían perder su puesto de trabajo en el País Vasco por no saber euskera

Comparte este post

Con más de 50 años y sin trabajo. UGT denuncia que aproximadamente un centenar de profesores de la red de educación pública del País Vasco podría verse en esa situación si el Departamento de Educación del Gobierno vasco cumple sus pretensiones de elevar la exigencia de este idioma en las plazas que se convoquen en la próxima oposición.

Son por lo general docentes que accedieron a sus puestos de trabajo antes del Decreto de Perfiles lingüísticos de 1993 a partir del cual se empezó a exigir el conocimiento del idioma en los puestos de trabajo de la administración. Por lo general son docentes que llevan una media de 25 años ocupando interinidades y «tienen mucha experiencia». La mayoría ha superado la cincuentena y muchos se encuentran a las puertas de la jubilación. «Tenemos contabilizados unos cien, pero podrían ser más», explica Chus Martín, responsable de enseñanza en UGT-Euskadi.

El problema es que en la oposición, que muy probablemente se convocará después del verano, se prevé que el euskera sea decisivo para consolidar todas esas plazas de interinos. Según denuncia el sindicato la previsión es reducir el número de plazas en las que únicamente sea necesario un perfil básico de euskera y reconvertir muchas de las que ahora ocupan estos docentes para elevar la exigencia del euskera.

Según explican desde UGT, podrían darse dos circunstancias. Entre los docentes que acrediten el máximo de puntuación posible en antigüedad, el idioma autonómico se convertirá en un hecho diferencial. «Podría quitarles la plaza cualquiera que con menos años de experiencia tenga también la puntuación máxima de antigüedad y que además tenga perfil de euskera». Si el idioma vasco es además un requisito indispensable en esta reconversión de plazas, ni siquiera podrían presentarse por no poder acreditar el nivel suficiente del idioma.

El grueso de los afectados son profesionales de Secundaria y de Formación Profesional. Desde el sindicato apuntan que tampoco puede reprochárseles falta de interés hacia el idioma autonómico. «Cuando accedieron a sus plazas el euskera no era un requisito imprescindible» denuncia Martín. A pesar de ello, muchos han dedicado bastantes esfuerzos a estudiar el idioma. Existen casos en los que incluso han llegado a acreditar más de 2.700 horas de cursos de euskera pero que luego no han conseguido aprobar el examen pertinente.

ABC se ha puesto en contacto con el Departamento de Educación que han preferido no hacer declaraciones. Insisten en que es una cuestión que todavía están negociando con los sindicatos. Desde UGT reconocen que efectivamente habrá una oferta de plazas solo en castellano pero creen que ésta sea «insuficiente». Temen además que cuando finalmente concreten cuántas plazas se convocan se haga de tal forma que no tengan «ni siquiera» capacidad de negociar.

Quizás te interese...

Generated by Feedzy
A %d blogueros les gusta esto: