Charlene de Mónaco celebra su cumpleaños más difícil: aislada, lejos del Principado y enferma

Comparte este post

Charlene de Mónaco lleva una temporada muy difícil. La esposa del príncipe Alberto tuvo que lidiar el pasado año con una estancia obligada en Sudáfrica debido a una infección otorrinolaringológica que la llevó a ser operada hasta en tres ocasiones. Cuando por fin le dieron el alta y pudo volver al Principado de Mónaco, decidió recluirse en una clínica especializada en Zúrich para reponerse sobre una dolencia que «no es solo física», como así confesó el príncipe Alberto hace unos meses. Paracelsus Recovery está especializada en adicciones y problemas de salud mental.

Durante estos meses de estancia en Sudáfrica se rumoreó también mucho sobre los problemas matrimoniales que podría estar atravesando con el príncipe Alberto, incluso alguna revista internacional llegó a publicar que el divorcio era inminente. Pero lo cierto es que nada de eso se ha producido y, aunque lejos el uno del otro, siguen juntos.

En este contexto cumple hoy 44 años, en soledad y sin que se espere la visita de los suyos en este día tan especial. Ni siquiera de sus dos hijos, Jacques y Grabriella, que han confesado en más de una ocasión lo mucho que echan de menos a su madre. Sin fecha fijada de regreso, Charlene de Mónaco afronta meses de incertidumbre.

Tanto ellos como el Principado de Mónaco esperan con ansia el regreso de la princesa, que dejó la vida pública temporalmente hace ya unos cuantos meses para poder recuperarse de sus problemas físicos y mentales.

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: