Así será el nuevo carné B1: desde los 16 años y para cuadriciclos

Comparte este post

El ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, ha anunciado un nuevo carné de conducir B1, que se podrá obtener a partir de los 16 años, y que habilitará para manejar cuadriciclos de hasta 90 km/h de velocidad máxima. Este carné estará disponible en un plazo máximo de dos años, y se trata de una de las medidas incluidas en la Estrategia de Seguridad Vial 2030 que tiene el objetivo de reducir en un 50% los fallecidos en carretera.

Este permiso funciona ya en algunos países europeos, como en Portugal, Italia, Francia y Reino Unido. Permite, a partir de los 16 años, conducir cuadriciclos pesados: vehículos pequeños con un máximo de 20,4 CV de potencia (15 kW) y velocidades máximas de 90 km/h. Son los llamados cuadricilos L7.

En España el nuevo permiso de conducir B1 se podrá obtener a partir de los 16 años, y con él se podrán conducir vehículos eléctricos con máxima de 90 km/h y de 400 kilos de peso como mucho. Con este carné, ya previsto en la Directiva Europea de Permisos de Conducir, se habilitará para conducir cuadriciclos de motor con velocidad superior a 45 km/h.

Para el transporte de mercancías , el permiso B1 permitirá conducir vehículos de hasta 550 kg. Hasta ahora estos vehículos solo pueden conducirse con el carné B. con esta medida se pretende promover los vehículos eléctricos y aumentar las opciones de movilidad en áreas de menor densidad de población.

En concreto, el permiso B1 es una categoría de permiso de conducción ya introducida por la Directiva 2006/126/CE sobre el permiso de conducción. Este permiso permite conducir los cuatriciclos definidos en el artículo 1.3.b) de la Directiva 2002/24/CE relativa a la homologación de los vehículos de dos o tres ruedas. Esto es, cuatriciclos cuya masa en vacío sea inferior o igual a 400 kg o 550 kg, en caso de tratarse de vehículos destinados al transporte de mercancías, no incluida la masa de las baterías para los vehículos eléctricos, y con un motor cuya potencia máxima sea inferior o igual a 15 kW. La edad mínima establecida para obtener el permiso B1 es de 16 años.

En lo relativo a la formación necesaria para su obtención, la Directiva no distingue entre la formación teórica del B y del B1 y deja al criterio de cada país el contenido del examen.

Del ciclomotor al microcoche
En la actualidad ya existe un carné AM que pueden obtener los mayores de 15 años, y que habilita para conducir vehículos con una velocidad máxima de 45 km/h, con una potencia de hasta 6 kW (vehículos de dos y tres ruedas que no posean motores de más de 50 cc en el caso de que funcionen por combustión interna) y 425 kilos de peso, como son, por ejemplo, los ciclomotores. Para obtener el permiso AM hay que superar dos pruebas diferentes realizadas por la correspondiente Jefatura Provincial de Tráfico. La primera de ellas es un examen teórico tipo test con hasta tres respuestas posibles por cada pregunta con un total de 20, y no pudiendo fallar más de dos para superarla. También deberá demostrar su destreza con una motocicleta de menos de 50 cc en un circuito cerrado. Esta prueba suele constar de varios ejercicios sencillos como, por ejemplo, un eslalon o zigzag entre conos y un paso estrecho entre dos franjas. Una vez aprobado, ya es posible solicitar el carnet conducir AM.

El acceso al nuevo carné de conducir B1 sería similar al de los sistemas A1 (que permite conducir motos de hasta 125cc) y A2 (motocicletas con una potencia máxima de 35 Kw (48 CV) y una relación potencia/peso máxima de 0,2 kW/kg y no derivadas de un vehículo con más del doble de su potencia), para motocicletas. Se tendría un examen teórico equivalente al del carnet B pero cambiaría el práctico.

En opinión de Ramón Ledesma, asesor de PONS Seguridad Vial, «las Directivas Europeas dibujan una tipología de vehículos y permisos de conducción para el ámbito urbano que, como ya han hecho otros países, cada vez tienen más sentido implementar. El permiso B1 habilita la conducción de vehículos de reducido tamaño, eléctricos, que precisan de escasa energía para moverse y con una velocidad limitada a 90 km/h. Si bien lo ideal sería que el movimiento urbano se desarrolle fundamentalmente en transporte público y bicicleta, lo cierto es que en el caso de que haya que utilizar vehículos privados éstos deben ser responsables y sostenibles. Hasta tal punto está evolucionando la ciudad que o son así o no serán. La introducción del permiso B1, limitado a estos vehículos, genera un cambio cultural en el uso urbano del vehículo mucho más razonable y adaptado a los nuevos tiempos».

Para el director general de Aedive, Arturo Pérez de Lucia, el permiso de conducir B1 ofrecería ventajas importantes para la movilidad eléctrica en España «en cuanto a la concienciación, por llegar a un público joven que el día de mañana formará parte del tráfico y habrá podido superar las barreras del desconocimiento actuales en torno al vehículo eléctrico, haciendo de éste un público sensibilizado con una conducción eficiente y segura. Asimismo, permitirá que se desarrollen modelos de negocio basados en la movilidad eléctrica compartida que ofrezcan vehículos más seguros y confortables a un público joven que actualmente solo puede acceder al carné de motos A1, y por último favorecerá el desarrollo industrial basado en esta tipología de vehículos por parte de empresas españolas que buscan desarrollar factorías para producirlos en nuestro país, mejorando la competitividad y el empleo en el sector de la automoción».

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: