Ana Rey, primera mujer imaginera de la Semana Santa vallisoletana: «He tenido libertad total de creación»

Comparte este post

Un paso procesional es un conjunto formado por unas andas que sostienen imágenes religiosas. La composición puede observarse como si fuera una pintura, desde las figuras principales hasta los detalles al borde del encuadre que, en su totalidad, cuentan una historia. Y, por eso, la nueva talla de ‘La sentencia de Jesús’ de la Cofradía del Discípulo Amado y Jesús de Medinaceli’ es la del centurión o sayón romano. Un elemento, a priori, de carácter «pagano», aunque no lo es tanto.

«Es la figura más cercana (físicamente) a Jesús», explica Santiago Capote, hermano mayor de la cofradía, en declaraciones a ABC. «Pretendemos recrear la sentencia. Ya tenemos al Cristo de Medinaceli, que lleva la túnica púrpura y la corona de espinas con la que lo van a entregar al pueblo», desarrolla Capote para señalar que a medida que «se abre el plano» -como si fuera una fotografía- además del soldado irán apareciendo el resto de piezas que conforman la escena. «Algunos ponen a Barrabás o a un jovencito con la palangana en la que Pilatos se lava las manos. Con eso se puede completar el acto», añade para subrayar que se trata de la primera imagen de las que formarán, en un futuro, la cofradía.

La talla, que mide 1,80 metros, es obra de la imaginera gaditana Ana Rey, quien ya en 2018 recibió el premio de La Hornacina a la mejor escultura del año por su trabajo del Jesús Despojado de Pulpí (Almería). Ahora, con la imagen del romano,
Rey ha conseguido un hito: la primera escultura procesional en Valladolid labrada por una mujer.

La talla del centurión romano realizada por Ana Rey

ABC
«Entiendo que sea algo que llame la atención, pero para mí no es importante. No quiero que se me valore por ser mujer. Me importa que mi obra guste», comenta la escultora al respecto. Igualmente, recalca que «no ha tenido ninguna dificultad añadida a la hora de abrirse camino en el oficio», aunque admite que «son poquitas las imagineras». La mayoría son hombres. «Creo que el obstáculo es el trabajo en sí requiere mucha dedicación, mucho tiempo. Es un sacrificio muy grande. Yo, por ejemplo, no tengo hijos», arguye. El problema, a su juicio, es la conciliación.

Rey, que comenzó a trabajar por encargo prácticamente desde que acabó la carrera de Bellas Artes en Sevilla, cuenta que la creación de la figura del romano ha sido «muy estimulante». «Al ser una pieza secundaria he tenido mucha libertad a la hora de innovar. Si hago siempre lo mismo me aburro», expresa para añadir entre risas que sólo le dieron una indicación: «Debía tener cara de malo».

El estilo artístico de la gaditana es hiperrealista, aunque no siempre puede aplicarlo a sus creaciones: «Hay ciertos códigos no escritos. No es lo mismo hacer un soldado hiperrealista que un Cristo o una Virgen. No puedes porque la gente se te echa encima». Para ella, eso es una traba porque «estamos anclados en el Barroco y si intentas salir de ahí no gusta». «Estamos en el siglo XXI, cuando llegue el siglo XXIII yo quiero que haya algo propio de nuestra era. Que tengan algo sobre lo que estudiar», critica.

Igualmente, cuenta que esta talla ha sido un reto: la ha hecho en tiempo récord. Cinco meses. «Normalmente tardo mucho más y, cuando me contactaron me dijeron que si no llegaba a tiempo no pasaba nada, que la estrenaríamos en la próxima Semana Santa, pero necesitaba el trabajo», justifica.

«2020 y 2021 han sido un desastre. No había encargos. Los que nos dedicamos al arte sacro lo hemos pasado muy mal, aunque parece que la cosa empieza a remontar», expone Rey, que asegura que las redes sociales son una herramienta «indispensable» -«si no estás, no eres nadie»- y que le han ayudado a darse a conocer y crear comunidad en torno a su trabajo. «Tengo un canal de Twitch donde doy clases y hago directos explicando cómo hago el modelaje 3D», señala. Tradicional, pero moderna.

El paso, que desfilará en la procesión de regla de su Cofradía -también peculiar por ser la única con costaleros de las 20 hermandades de Valladolid-, podrá verse a las 19 horas este Domingo de Ramos.

Quizás te interese...

Un filón sin explotar

En agosto, Galicia se convierte en la versión termométrica de la sobada metáfora machadiana: una Galicia tirita y otra se abrasa; una abre el paraguas

A %d blogueros les gusta esto: