Alertan de que el uso de Instagram incrementa el riesgo de padecer TCA entre las jóvenes

Comparte este post

El uso de Instagram incrementa el riesgo de padecer
Trastornos de Conducta Alimentaria (TCA) entre las jóvenes, hasta tal punto que puede existir una relación entre la mayor utilización de la red social en chicas de menor edad y la aparición de síntomas más graves de esta patología, según se desprende de una revisión de estudios realizada por la Universidad Oberta de Catalunya (UOC).

Así, este trabajo ha encontrado relaciones entre el uso de Instagram y la insatisfacción con el propio cuerpo de jóvenes y adolescentes
que padecen TCA. Estas buscan publicaciones relacionadas con trastornos de la alimentación con el objetivo de mantener la motivación para seguir perdiendo peso o trucos para ocultarlo. Además, las chicas con cuentas de Instagram realizan ejercicio de manera más estricta y sistematizada que aquellas que no la tienen.

El análisis realizado advierte sobre grupos cohesionados y organizados que promueven el denominado «impulso por la delgadez« como un estilo de vida. Quienes hacen apología de estos TCA utilizan Instagram por su capacidad para viralizar imágenes y escriben deliberadamente mal ‘hashtags’ que han sido prohibidos como #proana #proanorexia, #promia o #probulimia para evitar su suspensión.

«El infinito número de combinaciones posibles a la hora de crear ‘hashtags’ hace muy difícil o incluso imposible vetarlas al mismo ritmo que se crean», explica Desiré Montes Alamilla, autora de esta revisión. «De este modo, resulta imprescindible establecer medidas y herramientas que luchen contra los movimientos que hacen apología a la extrema delgadez y de conductas alimentarias nocivas», añade la investigadora.

Carlos Bocanegra, integrante del Hub eSalud sin Bulos, iniciativa multidisciplinar creada por #SaludsinBulos basada en la tecnología para luchar contra los bulos de salud, afirma que «el uso de algoritmos de inteligencia artificial puede detectar patrones de publicación en las redes sociales, identificando contenido que conlleve algún riesgo para el usuario y reduciendo el perjuicio asociado al uso de estas».

Información fiable
Así, los usuarios y profesionales del Hospital de Día de Trastornos de la Conducta Alimentaria del Hospital Sant Joan de Deu de Barcelona han elaborado un decálogo para identificar información fiable y segura acerca de los TCA en el entorno digital, en colaboración con #SaludsinBulos.

En primer lugar, aconsejan verificar quién es el autor y revisar la fecha de publicación. Asimismo, advierten de la importancia de no fiarse de los titulares llamativos; así como de «no creerse todo lo que se ve», ya que muchas de las fotografías suelen estar retocadas con Photoshop.

Otro consejo es fijarse en el formato y diseño de la información, y observar las faltas de ortografía y el tipo de lenguaje; así como investigar la fuente de la información (profesional acreditado, medios de comunicación serios, entidades de referencia u organismos oficiales).

En este sentido, recuerdan que, cuando se habla de salud, «la evidencia científica es la prueba de la eficacia y seguridad» y que «las noticias falsas pueden condicionar las emociones». Es por ello que recomiendan asegurarse de que la información se ha publicado en otros medios, así como contrastarla con fuentes oficiales.

Asimismo, llaman a desconfiar de las recetas milagro y de la información que quiere «vender algo». «Hay que tener en cuenta que las dietas y los medicamentos siempre son recetados por profesionales colegiados especializados», recuerdan.

Quizás te interese...

A %d blogueros les gusta esto: